Por supuesto que toda canción cuenta una historia desde tiempos inmemoriales… Una historia muchas veces trágica es cantada siguiendo un argumento y así nació la ópera. Y en España sucedió lo mismo con historias alegres y divertidas y nacieron las zarzuelas, y los géneros ligeros como el cuplé, las bulerías. Y en cada país con los diferentes ritmos surgieron historias musicalizadas, alegres y guapachosas como en los ritmos caribeños.

Los poemas se hacen canciones cuando los envuelve la música y así fueron surgiendo los boleros, los tangos, los bambucos, los valses, las tonadas, y gracias a los sistemas de grabación pudieron tomar alas para volar a regiones lejanas, y mantenerse en la memoria de mucha gente.  Cuando no existían los sistemas de grabación, los artistas tenían que cantar las canciones dos y tres veces seguidas para que el público las aprendiera. 

Con el espíritu romántico de una época en México surgió el ritmo de danza que contaban muchas historias sencillas de amor y en los valses se cuentan las historias de valientes que se hacían respetar con las pistolas, y con el bolero surgieron las historias de amor y de desamor, de olvido y de esperanza, que tuvieron vigencia más de 40 años. También los bambucos y los pasillos llenaron durante una época nuestro cancionero romántico con canciones que contaban historias sencillas de amor y desamor. Y en el tango se cuentan historias trágicas, de despecho de traición y rencor… Las canciones tienen la magia de la evocación, nos trasportan a otros lugares y a otras épocas tal vez distantes, y nos llenan de recuerdos y de nostalgias.

 Todas las canciones cuentan su historia. Una historia de una enfermedad contagiosa separó dos amantes y nació el bolero “Nosotros“, la separación obligada de un matrimonio dio lugar al bolero “Escríbeme”, los padres que separan a una pareja de enamorados  por motivos sociales y surgió la tragedia que nos cuenta , “El alma en los labios” , y ya no estas a mi lado corazón y surgió  “Historia de un amor”, y la luna le dio mucho que decir a los poetas…“Llanto de luna en la noche sin besos de mi decepción…” y no te digo adiós pero te digo “Hasta siempre”…o las declaraciones de amor de ”Tú lo sabes” que te quiero intensamente…, y evocamos el recuerdo de un gran amor y surgió “Amor perdido”, la nostalgia de un gran amor y nació el bolero “Inolvidable”, en la vida hay amores que nunca pueden olvidarse… las canciones nos acercan a seres que amamos pero también nos pueden distanciar, si estamos tristes cantamos y si estamos alegres también…las canciones alegran nuestras tristezas y seguiremos contando y cantando historias…aquí les cuento la historia de 100 canciones, una son cortas otras más largas, una más interesantes que otras pero al fin y al cabo dejaron historia…

Para tristeza de las generaciones actuales que no saben lo que es cantar una historia con argumento…únicamente llevan a su memoria los sonidos repetidos y violentos de un tambor con una retahíla de palabras incoherentes y a eso le llaman música… y paradójicamente se burlan de las canciones de épocas anteriores cuando verdaderamente se hacían canciones…

Nota de Redacción.

Todas y cada una de las columnas publicadas al Dr. Jaime Rico Salazar hacen parte de su bibliografía, publicada y adquirible:  jaimericos@hotmail.com,

Total Page Visits: 354 - Today Page Visits: 1