A continuación presentamos a los lectores las palabras de presentación en Caicedonia de la novela “Mi pequeña Eulalia en una patria sin dueño” por parte de la autora Aida Yepes

De vuelta a Caicedonia por mi mente pasaron las imágenes que mi cerebro tiene agolpadas desde que tengo uso de razón y memoria… Estas Iconografías desfilaron como procesión y en ellas distinguí rostros con los cuales compartí sonrisas en la vecindad, en el colegio y en mi actividad profesional; diferencié carasque, en su momento, tuvieron miradas esquivas; percibí de nuevo esos corazones con los cuales hubo comunión de quimeras patrióticas, lágrimas, rabias y frustraciones.

Y hoy, en este recinto, veo muchos de esos retratos en cuerpos presentes: cuerpos que al igual que el mío están cargado de vivencias, recuerdos y nostalgias. Esto estremece mis entrañas. Esta fotografía grande de ustedes me la llevo, como la pintura que proyecta la plenitud de una historia compartida y el cobijo que arraiga la identidad de credos que arrastramos juntos.

A todas ytodos ustedes: gracias, gracias, gracias, por ser parte de mi vida y por estar aquí.

SOBRE MI PEQUEÑA EULALIA:

LA NOVELA ESTÁ AMBIENTADA en Colombia, entre los años 1948 y 1953, periodo extremadamente violento, que inicia con el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán y termina con la desmovilización de la columna guerrillera del capitán Juan de Jesús Franco.

De sus escenarios debo decir: cuando tenía definida la traza histórica de la novela, debí imbuirme en un territorio donde la guerrilla liberal haya tenido gran influencia (en ese momento tuve dos opciones: los llanos y Antioquia). Sin pensarlo dos veces me decidí por el departamento de Antioquia por cuanto gracias a mi ascendencia paisa conozco como es la vida, día a día, en las montañas, con sus costumbres, tradiciones, sistema de valores y creencia.

Me adentré, entonces, al Departamento de Antioquia e hice un recorrido municipio por municipio donde tenía más conocimiento del conflicto armado, y gracias a la monografía «A la Sombra del Plateado» del doctor Ramón Elejalde me sentí atraída por el Municipio de Frontino y su Cerro el Plateado.Fue así como elegí a Frontino como el escenario perfecto para arrancar la novela y el lugar donde Eulalia soñaba regresar una vez finalizara la historia.

LA ESTRUCTURA DE LA NOVELA está construida sobre la alineación de dos historias que se interpolan: una real y otra ficcional. Ambas líneas, tanto la histórica como la imaginaria, tienen una secuencia ordenada en capítulos, con un manejo minucioso de fechas, días, horas y minutos, dando precisión al paso del tiempo y al desarrollo de los acontecimientos.

Los aspectos más destacados de la obra se localizan en la reformulación literaria de una parte de la historia y la temática alusiva a los efectos de la violencia desatada en el país con todas las consecuencias de horror.

La novela recuerdaa los capitanes guerrilleros Franco, Aníbal y Penagos; a todos los personajes de Gobierno, a los miembros de la Dirección del Partido Liberal, a los políticos más influyentes del conservatismo, a la cúpula militar y a quienes ejercieron como presidentes durante ese momento de la historia, entre ellos: Mariano Ospina Pérez, Laureano Gómez, Roberto Urdaneta y Gustavo Rojas Pinilla.

En la novela se maneja una trama imaginaria necesariaen la orientación de algunas acciones entre personajes reales debido a los vacíos que hay en la historia colombiana, al punto que la misma ficción ofrece unacosmovisión realista, una perspectiva verosímil de la atmosfera, personajes y circunstancias.

LA PROTAGONISTA DE LA NOVELA ES EULALIA LORENZANA SARRAZOLA, una niña que, luego del grito de ¡Mataron a Gaitán!, quedó embarcada en una espiral de infortunios y de barbarie, sola, inerme y a merced de la desgracia.

Eulalia es la personificación de la capacidad para asumir situaciones límites, adaptarse a circunstancias traumáticas,sobreponerse a la adversidad y ser capaz de seguir adelante, a pesar de la transformación física extrema que sufre debido alos agravios de los que fue víctima y a la convivencia de 5 años con una columna guerrillera en una región muy agreste de la geografía colombiana.

Eulalia esla apuesta de la mujer fuerte y con carácter que moldea y determina, de una forma contundente, las acciones de los demás personajes, en escenarios que parecen diseñados exclusivamente para hombres.

Eulalia es la imagen de todas las niñas trizadas por la violencia, desde que existe la violencia, y la prueba de resiliencia irrefutable.

El reseñista Lizandro Penagos nos dice: Eulalia esesa fuerza expresiva que convence, es la niña mujer hecha saber y persuasión para superarlo todo.

Son 276 páginas, distribuidas en 49 capítulos, donde se procura la ordenación literaria de los hechos reales y aciagos derivados por: el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán; las adversas decisiones del Gobierno, los partidos políticos y el congreso de la República; las voces enardecidas que aclaman la revolución; la conformación de las guerrillas liberales; los operativos militares, así como las acciones exaltadas de quienes determinan un golpe de Estado. Y concatenados   a estos sucesos históricamente comprobables (en cuanto a tiempos y escenarios) están las hazañas de todos los miembros de la familia Lorenzana Sarrazola, sobre la cual se volcaron las consecuencias inexorables del conflicto social y político, que para unos significó la violación o la muerte, para otros la enajenación mental o la privación de la libertad en el pináculo de la represión del momento, llamado El Panóptico, y para todos sus integrantes la disgregación y el destierro.

En la novela las acciones dantescas realizadas por la policía chulavita y las escenas absurdas, fatales y siniestras protagonizadas por los congresistas, en pleno claustro de la democracia, son contadas con circunspección, mientras la vida de quienes viven el día a día en las montañas del departamento de Antioquiaes descrita con emotiva fuerza narrativa.

Mi pequeña Eulalia en una patria sin dueño es una muestra estética de lo que es posible y creíble. Les corresponderá a ustedes, potenciales lectores de ella, estar expectantes para dilucidar esa delgada línea que hay entre la verdad y la ficción, entre la literatura y la historia.

SOBRE LA OTRA PARTE DEL TÍTULO DE LA NOVELA

«El Gobierno y el régimen pasan, al igual que la carne y el espíritu del combatiente; solo un pedazo de tierra queda, un territorio de nadie, UNA PATRIA SIN DUEÑO»

Ya es costumbre escuchar la frase «La historia se repite» como si irrumpiera la intemporalidad en la temporalidad histórica. En este especto se manifiesta el valor de la novela Mi pequeña Eulalia en una patria sin dueño; ella se pasea en la época de horror de la violencia partidista, violencia que ha venido extendiéndose en el tiempo, repitiendo los patrones de conducta de una década a otra.

Mi pequeña Eulalia en una patria sin dueño es una novela socio política y como tal debe considerarse un grito de denuncia y crítica. En la novela se evidencian sucesos históricos que se repiten hoy y que podrían volver a repetirse, con mayor dramatismo y consecuencias, si no se les presta la suficiente atención a los reclamos de la sociedad actual. Ya no hay adormecimiento en las gentes, el opio de la propaganda estatal no surte efecto.

Total Page Visits: 221 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply