Si eres de aquellas personas que piensan que las mujeres han salido a la calle a protestar y a liderar movimientos sólo para demandar sus propios derechos, te invito a revolcar la memoria con el nombre de tres mujeres que moldearon la historia de Colombia.

Policarpa Salavarrieta, la gran Pola, esun referente histórico de la mujer pionera y nada menos que en la guerra de la

Policarpa Salavarrieta

independencia. Durante el régimen del virrey Juan Sámano, en la época de la reconquista española, reorganizó la red femenina de informantes sobre los movimientos de las tropas realistas; escondió patriotas recién desertados o en peligro de ser apresados; hizo labores de inteligencia, mensajería y reclutamiento para las tropas independentistas.

« ¡Pueblo indolente! ¡Cuán distinta sería hoy vuestra suerte si conocierais el precio de la libertad!» Estas fueron sus palabras cuando estaba en el patíbulo a punto de morir fusilada el 14 de noviembre de 1817.

María de los Ángeles Cano Márquez, conocida como María Cano, nació en Medellín el 12 de agosto de 1887, dirigió la lucha por los derechos civiles fundamentales de la población y por los derechos de los trabajadores asalariados. Se considera pionera de las luchas laborales en el país.Inició el camino de la actividad literaria femenina de su época y fue reconocida por abrir una biblioteca popular gratuita para que los obreros accedieran a la lectura.

María Cano

La gente se lanzaba a la calle para admirar a esta mujer que hablaba en público sobre asuntos de hombres, provocando la admiración de los pobres y la irritación de las élites. Fue reconocida por su carácter y lenguaje claro y directo: criticó a los ricos por la injusticia social; confrontó y denunció a las compañías norteamericanas bananeras, petroleras y a las británicas mineras, lo mismo que al Gobierno nacional, por no garantizar el respeto.

«Un mundo nuevo surge hoy de la epopeya de la libertad, nutrida con sangre, con llanto y con tortura. Es un deber responder al llamado de la Historia. Tenemos que hacer que Colombia responda. Cada vez son más amplios los horizontes de libertad, de justicia y de paz. Hoy como ayer, soy un soldado del mundo». Es una de sus frases. María Cano murió en 1967.

Y este ramillete se cierra con Betsabé Espinal, nacida en 1896. El 11 de febrero de 1920, con 23 años de edad, se atrevió a conducir la huelga contra la fábrica de Hilados y Tejidos de Bello Antioquia (primera huelga de mujeres en la historia de Colombia), ya que ganaban el 40% de lo que ganaban los hombres y eran: obligadas a trabajar descalzas, acosadas sexualmente por el capataz de turno, agobiadas con extensas jornadas de trabajo y multadas por motivos  inconcebibles como el estar enfermas o distraerse con las moscas.

Betsabé Espinal

Subida en una banqueta arengó a sus compañeras, 400 trabajadoras, para que unidas exigieran el respeto a la dignidad de la mujer, el cese de la persecución laboral y el acoso sexual, la mejora delos salarios, la no discriminación y el cese a los malos tratos. Gritó igualmente «No tenemos ahorros para sostener esta huelga, solo tenemos nuestro carácter, nuestro orgullo, nuestra voluntad y nuestra energía».Betsabé murió el 16 de noviembre de 1932.

¿Cuál es la traza de estas 3 mujeres? La Pola recibió una formación por fuera de los parámetros de la época, sabía leer y escribir, tocar guitarra, cantar y componer canciones revolucionarias; María Cano fue ​ una autodidacta que siguió el pensamiento independiente y libre de su padre quien la orientó en su formación, y de Betsabé Espinal está registrada en la historia como la única obrera de las textilerías de Bello que sabía leer y escribir.

La educación determinó en ellas el ser promotoras de cambio, en constituirse en símbolos de libertad y justicia.

Sobre estas heroínas hay muchos referentes: canciones, obras de teatro, relatos orales, poemas, documentales, series televisivas (instrumentos éstos que las engrandece o menguan según la imaginación y el interés de quien los produce y los transmite) y al lado de ellas atravesando la historia quedaron invisibilizadas, ignoradas y silenciadas centenas de mujeres, multiplicadas por miles.

Hoy, gracias a los avances tecnológicos las mujeres están siendo reconocidas. Ellas se sienten más fuertes, se toman de la mano (conscientes de que el amor y el dolor las conecta y las hermana). En esa comunión de espíritus sus voces se escuchan acordes al interpretar la canción «sin miedo» de Vivir Quintana: …«Que tiemble el Estado, los cielos, las calles, que tiemble los jueces y los judiciales, hoy a las mujeres nos quitan la calma, nos sembraron miedos,nos crecieron alas» …«Que retiemblen sus centros la tierra al sonoro rugir del amor».


Aida Yepes

Aida Yepes

Nacida en Caicedonia, Valle del Cauca, Colombia, desde muy temprana edad las letras marcaron el norte de lo que sería su oficio en el futuro. Cursó estudios primarios y secundarios en su ciudad natal y posteriormente se hizo abogada, especialista en Derecho Laboral y Seguridad Social, además realizó estudios en ciencia política y una maestría en dirección de desarrollo local.

Total Page Visits: 316 - Today Page Visits: 1

Join the discussion One Comment

Leave a Reply