Arrierías 69

De atar y llevar al manicomio en Marte. El título sacado de la película de los años 70, me parece adecuado a lo que hoy, pretendo escribir. Porque cada vez, estamos peor que antes.

He encontrado los siguientes titulares, apenas comenzando el 2023 y en pleno siglo XXI:

  1. Estados Unidos contra TikTok: el Congreso estrecha el cerco político sobre la red social china.
  2. Rusia da la ‘bienvenida’ al nuevo año con múltiples ataques sobre Kiev.
  3. Estos son los congresistas que renunciaron a su curul e irán a regionales en 2023.
  4. “Carteles mexicanos están enviando armas a narcos colombianos”: Sanabria
  5. Moscú reconoce 63 soldados rusos muertos en un ataque ucranio sobre Donetsk en Nochevieja.

No quiero seguir, porque no vale la pena. Mañana habrá otras noticias similares en diferentes diarios del mundo. Todo, porque el mundo está loco, loco…

Un presidente ruso que quiere acabar con medio mundo. La COVID que está matando a miles de chinos. La tensión entre China y Taiwán. Hay más problemas entre Israel y Palestina.

No sé qué decir al respecto. Se habla de un mundo en renovación, nuevas tecnologías, avances científicos increíbles, pero lo que más llena las primeras páginas tiene que ver con guerras, masacres, niños violentados, niños que mueren de hambre, trata de personas, compra y venta de armas y mucho más.

La política continúa haciendo de las suyas en todo el mundo. Este es un tema delicado, pero en Irán, Afganistán y otros países musulmanes la mujer sigue siendo inferior al hombre, en pleno siglo XXI.

Asesinan a una mujer porque no llevaba el velo como debía y se dispara la violencia en Irán. Los “líderes” intentan detener las protestas, recurriendo a ajusticiar a algunos de los protestantes para que los demás tomen “conciencia” y no sigan haciendo lo que deben hacer para que se respeten los derechos humanos.

En Afganistán, prohíben que las mujeres se eduquen, estudien, aprendan, sean mujeres del siglo XXI.

Colombia no se queda atrás. El progreso se detuvo y como por arte de magia, nos regresamos muchos años atrás.

La palabra que domina a nuestro país se llama: “Corrupción”. Por todas partes, en todos los campos. Como si no existiera la ética, estudio que muchos hicieron en su universidad, pero la perdieron en la vida real. 

Pululan las redes sociales en el siglo XXI, pero predominan el odio, los rencores y hasta algunas canciones encierran palabras y frases que incitan a detestar a la ex pareja, a los amigos, a todo mundo.

No sé, pero siento que vamos en reversa en muchos sentidos. La locura mundial domina todo y no encuentro salida alguna para lo que está sucediendo.

El mundo está loco, loco en pleno siglo XXI…

Manuel Gómez Sabogal
Total Page Visits: 155 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply