Tenor español de voz extraordinaria que marco una etapa brillante de la canción popular en las décadas de los años 20s y 30s. Por supuesto que su carrera de tenor lírico se forjó en la escuela operática y como le sucedió a la mayoría de los cantantes de entonces, tuvieron que llegar a la canción popular como una última solución para ganarse la vida. Paradójicamente este género les dio la fama con las que traspasaron las páginas de la historia y pudieron vivir hasta con lujo.

José Moriche era su nombre artístico. Su nombre verdadero fue un misterio. En la discografía que encontré cuando formó parte del dueto con Víctor Justiniano Rosales en 1923 aparece en algunos registros como G.A. Alva. Ese era su nombre verdadero.  Se supo que nació en Burguillos del Cerro (Badajoz) el 31 de agosto de 1890. 

Sus condiciones vocales innatas muy prono lo decidieron a ingresar en las escuelas de la canción lírica y operática de Madrid. Y surgió alternando con Marcos Redondo cantando “El Barbero de Sevilla” de Rossini  y en el Teatro Real de Madrid figuró al lado del gran tenor Tita Ruffo en 1920. Su voz se destacó entonces haciendo el papel de del Conde de Almaviva, razones por las cuales el empresario Pietro Rosello lo contrato para una compañía de ópera con artistas españoles e italianos en donde también figuraron la soprano Mercedes Capsir, el tenor Mulleras y el barítono Montanellli dirigidos por el maestro Anglada.

La ruta proyectada por la Compañía de Opera era Cuba y México. Y en el teatro Payret de La Habana hicieron su debut a mediados de 1920. Estuvieron casi dos meses, pero la situación económica y política de la isla era crítica y solamente tuvieron pérdidas. En estas condiciones continuaron para México en donde hicieron el debut el 24 de noviembre de ese mismo año en el teatro Esperanza Iris. Desafortunadamente para el empresario también los resultados económicos fueron fatales-.

Sin embargo, hicieron otro intento en el teatro Arbeu, pero muy poco público los acompañó y hasta ahí llegó la compañía. Se despidieron de México, haciendo la última función el 15 de diciembre en honor al Ministro de España, don Joaquín González. José Moriche se lució entonces en el papel de El sogno de la ópera Manon de Massenet.

Mercedes Capsir y Moriche viajaron entonces a Nueva York en donde conformaron un grupo operático con el tenor cubano Miguel de Grandy y realizaron una temporada brillante en el campo lirico, pero no así fueron los resultados económicos. Fue la despedida de José Moriche del mundo de la ópera. Y como había que seguir viviendo no tuvo más camino que buscar el género de la canción popular para poder subsistir.

En 1923 se encontró con el colombiano Víctor Justiniano Rosales que ya se había separado de Jorge Añez y decidieron formar un dueto: Moriche y Rosales, que a veces también fue trio con una señora L.P. González (también figuran como Dúo o Trio Acosta con el respaldo de la orquesta González y además las grabaciones en los que aparecen como Trio González.

En 1923 figuran los primeros registros de Moriche con el sello Gennet. Entre ellos el pasillo “Mis flores negras” (Nº S-5320ª) grabado el 9 de febrero (y figura con la autoría de un tal G.A. Ortiz.) Y la canción “Mi viejo amor” (N S-5119) grabado el 28 de marzo y que posteriormente registraron otra vez para el sello Okeh el 19 de diciembre de ese mismo año. Hay varios registros más en esas fechas.  En 1924 hay registros de más grabaciones y como Dúo Moriche-Rosales aparecen grabados en Los Ángeles en el año 1927, lo que hace suponer que estuvieron vigentes en todos esos años. Pero no grabaron ninguna canción colombiana.

En 1926-28 comenzó a figurar José Moriche como solista: “Valencia”, “Amapola”, “A la orilla de un palmar”, “Donde estás corazón”, “Gratia plena”, “Bésame” y muchas, muchas más y cantando también con Antonio Utrera, Margarita Cueto, Pilar Arcos, Juan Pulido, Rodolfo Hoyos, Luis Zamudio y otras voces colombianas, entre ellas la de Jorge Añez, Arturo Patiño que lo involucraron en la canción colombiana y dejo unas grabaciones de gran valor histórico-musical.

Valga la pena afirmar que José Moriche fue uno de los intérpretes más importantes que tuvo la canción colombiana, por el número de registros que grabó y por la calidad de los mismos. Todas estas grabaciones se hicieron en Nueva York y no en México como leí en alguna nota biográfica que algún desinformado le hizo a Moriche en un CD. En junio de 1928 formó parte del grupo Los Acampaos con Miguel de Grandy y C. Orozco y grabaron varias canciones del folklor de Chile. Integró además el grupo de Los Huasos de Renaca con los anteriores compañeros y Pilar Arcos y también grabaron canciones de Chile en el sello Brunswick. Con la misma artista grabó sus últimos discos en el sello Paramount. En el mes de julio de 1834 figuró en el reparto de la película Tango en Broadway de Carlos Gardel, haciendo un papel sin importancia como portero de un restaurante. En febrero de 1935 su figura artística y su voz se mantenían vigentes y grabó con Margarita Cueto el bolero “Desde que te fuiste” (Víctor Nº 32477) del Dr. Julio Roque que los respaldó con su orquesta.

José Moriche dejó grabados 502 discos: con Víctor 223, con Columbia 16, con Brunswick 200, con Okeh 60, con Vocalion 3 y falta el dato de discos Gennet que fue donde primero grabó.

Y de ahí en adelante su vida quedó en las brumas del tiempo. Se supo que había tenido un restaurante en Long Island y según el mismo Dr. Roque (odontólogo de profesión, pero además músico, compositor y director de orquesta) Moriche falleció en 1942.

Son datos biográficos del libro “Discografía de la Canción Popular” de Jaime Rico Salazar. Se puede adquirir en jaimericos@hotmail.com – No se consigue en librerías.

José Moriche
Total Page Visits: 108 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply