Ya German Jiménez había hecho realizado varios encuentros nacionales del bolero y quise organizar el Primer Festival Internacional del Bolero en Colombia.  Y en el primer artista que pensé fue en LEO MARINI. Si bien es cierto que él ya había venido en otras ocasiones, era la figura más querida en Colombia en la canción romántica.  Colombia fue el país que lo dio a conocer en América a través de las grabaciones que hizo para el sello Odeón, que grabó con el respaldo de la orquesta de Don Américo y sus Caribes y que fueron editadas en el sello verde para exportación que no se vendían localmente. Con el éxito que tuvo en Colombia se le abrieron las puertas en Argentina y en los otros países de América.

LEO MARINI era entonces el artista que más éxitos habían impuesto en Colombia. Puso a sonar en la radio 40 boleros en la misma época de los años 40 a los 60 con don Américo y sus Caribes y después con la Sonora Matancera puso a sonar otros 20. Ningún artista en América pudo conseguir tanto éxito cantando boleros.  Seguramente tenía que ser la primera figura para el Primer Festival Internacional de Boleros en Colombia. Pero había otra gran figura en Argentina. Otro artista que nos había dejado recuerdos inolvidables en el bolero: HUGO ROMANI, que aunque ya se había retirado del mundo de la canción estaba con plenas condiciones de voz. Y también lo invité. Emocionado aceptó venir a Colombia. Se hizo implantar cabello, le hicieron retoques faciales y estuvo un año ejercitando la voz para volver a los tonos de sus boleros. Y los traje con sus esposas.  Y el público colombiano los vio por primera vez a los dos en un mismo escenario.

Para completar el elenco artístico invité a María América Samudio una de las voces más bellas que había tenido la canción colombiana, a Cecilia Zaid gran bolerista, Alberto Osorio, Jaime Hernández. Hernán Herrera, tres voces maravillosas del bolero, en Bucaramanga nos acompañó además Gustavo López, en Medellín Jorge Ochoa, el Trio Martino de Luis Criollo y el Conjunto de Richard Ramírez que les dio el respaldo musical. Un elenco de lujo que nunca más se volvió a reunir en Colombia. Víctor Santacoloma me colaboró en la presentación en escenario de los artistas. Ya todos fallecieron, solo quedamos en pie Cecilia Zaid y yo.

Hice tres conciertos en Bogotá en el teatro Mogador, y nos fuimos de gira por Colombia. Bucaramanga, Medellín, Pereira, Armenia, Tuluá y Cali. Hice 9 conciertos en un mes…y perdí 9 millones de pesos, quedé completamente quebrado económicamente con el Festival. No quedé con deseos de volver a ser empresario de eventos del bolero.  Además de los honorarios de los artistas, el costo de los pasajes aéreos y terrestres, de los hoteles de primera, y de los impuestos a la nación, al departamento, al municipio, a Sayco, a Coldeportes, el empresario queda en la ruina…y al público que en muchos conciertos no correspondió a la importancia del espectáculo.

Pero la pasamos muy bien en la gira. Estuvimos un mes juntos. De Pereira a Cali contraté un bus y nos fuimos de paseo cantando por todo el camino.  Vi a Leo Marini cantando “Pueblito viejo” y otras canciones colombianas. En Armenia le hicieron un recibimiento espectacular a Hugo Romani. Todo el teatro se puso de pie cuando salió a cantar.  Y yo conseguí novia. Me enamoré de María América Samudio y nos casamos después por lo civil. Y colorín colorado, ya no quedan sino los recuerdos para la historia del Primer Festival Internacional del Bolero que se hizo en Colombia y del último…

Amorosamente”, “No vale la pena”, “Aquel viejo amor”, “Esta noche o nunca”, “De ti me enamoré”, “Sin ti”, “Sin perdón”, “Solo con mi dolor”, “Vivamos hoy”, “Vive esta noche” “Tú no quisiste”, “Una aventura más” y 20 boleros más…

Esta biografía y 650 más las encuentras en el libro “Cien años de boleros” de Jaime Rico Salazar. Disponible en Colombia en jaimericos@hotmail.com – No se vende en librerías…

Total Page Visits: 175 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply