Para: Revista Digital Arrierías 54

EVENTOS

Poco a poco las administraciones municipales, dentro del marco del Paisaje Cultural Cafetero, van entendiendo la importancia que tiene el turismo para el desarrollo del emprenderismo, el avance del trabajo artesanal y la creación de proyectos de producción derivados de las fortalezas agropecuarias de cada pueblo.

En el Quindío, desde hace varios años, el primer sábado de cada mes, se desarrolla un mercado Agroecológico que se posiciona como uno de los más importantes de Colombia. La oferta de productos es variadísima: huertas caseras, potajes, alimentos caseros, producción de derivados del café y, por supuesto, cafés de origen donde las manos campesinas siembran, riegan, cuidan y protegen su producto base para mercadearlos en su pueblo y/o en algunos mercados o ferias artesanales.

Mercado Agroecológico

A la par de esa oferta agrícola, se presentan propuestas culturales como festivales, concursos y encuentros musicales que hoy son la base de la economía complementaria en muchas regiones de Colombia: Sevilla, la bella población al norte del Valle, ese bello pedacito de frescura tiene su gran Festival Bandola y el de Jazz; Caicedonia su Concurso Nacional de Intérpretes Solistas del Bolero; el Festival de Duetos en las fiestas de Armenia, en fin, cultura y producción unidas para refrescar un poco la economía regional y de los pueblos de esta bella región colombiana.


Empezando este mes, en Caicedonia se han desarrollado eventos de gran trascendencia: la reinauguración del bello

parque de las Heliconias; un precioso mural en una inmensa pared de la Casa de la Cultura desarrollado por jóvenes a quienes hemos visto día tras día y hasta altas horas de la tarde trabajar para hacer este regalo visual para nuestro pueblo y para quienes nos visitan; la feria empresarial y artesanal organizada por la administración municipal y la última bajo la dirección del Comité municipal de Cafeteros: cafés de origen, cata de café por parte de expertos, derivados de nuestro principal artículo de exportación: granizados, galletas, tortas, en fin, la creatividad de las familias del pueblo presentando productos dignos de competir con grandes fábricas y empresas multinacionales de producción alimenticia.

Desde hace muchos años los estudiantes de nivel medio, dirigidos e impulsados por profesores, han venido presentando productos de muy alta calidad. Hoy, gratamente, vemos que las acciones continúan. Sugerencia: hacer la feria empresarial y artesanal cada mes para que emprendedores, artistas y artesanos saquen a la venta sus productos con la garantía de una previa ambientación y propaganda a través de los medios masivos de comunicación, las redes y el voz a voz.

Muy grato ver como familias enteras, generación tras generación, trabajan en sus fincas para ofrecer productos como el café artesanal o la panela. Un ejemplo, don Ovidio Rivera quien continuó la tradición de su padre -y antes de su abuelo-, un trapiche donde producen panela artesanal, un rico y frío guarapo, panelitas en formas variadas. Cuando la visitamos por parte de Arrierías, al frente se encontraba una bella joven estudiante, Juanita que feliz continua la tradición desde su bisabuelo. Bello ejemplo.

Juanita Rivera

GASTRONOMÍA

Toda la región del Paisaje Cultural Cafetero (PCC) presenta una inmensa variedad de productos gastronómicos en restaurantes populares, de mediano y alto costo que nos permite asegurar y presentar como una fortaleza. Las visitas a restaurantes cada fin de semana a la zona cercana al aeropuerto El Edén y al club Campestre son masivas, lo mismo que en Río Verde.

Queremos destacar la variada carta del restaurante El Carmelo, en la vía que de la Tebaida conduce a la ciudad de Cali, exactamente en el sector de la Herradura a 20 metros del puesto de control de la policía: extraordinario servicio al cliente, comida exquisita, costos medianos y rapidez de entrega de pedidos. En la caja para pagos, permanece el dueño de la misma empresa quien también ofrece un exquisito café y panela orgánica producida en la misma hacienda. Lugar gastronómico recomendable, seguro y exquisito.

MOVILIDAD

Los municipios cordilleranos dependen, para muchas de sus actividades de negocios, salud, trabajo u ocio de la capital, Armenia, pero la entrada a la ciudad por la calle 50 es un verdadero caos: talleres que reparan vehículos a un costado de la vía; camiones constantemente cargando o recibiendo chatarra, paradero de buses que tienen ese paso obligatorio sumado a esto la irresponsabilidad de motos y autos pequeños que no esperan su tedioso turno para avanzar hacia la ciudad. No hay control de tránsito, semaforización. Insisto, un caos. Esta situación, ¿puede solucionarse?

La vía que sale de Armenia hacia el aeropuerto, al Valle es penosa. Un poco más abajo del estadio los huecos son continuos y esta situación lleva varios meses sin que gobernador o alcalde asuman su responsabilidad. Es una pena.

Si queremos que toda nuestra región sea un polo turístico de desarrollo, debemos tener facilidad en la movilización, con vías adecuadas. Esperaremos un tiempo prudencial hasta saber qué determinación se toma al respecto.

¿DESARROLLO SOSTENIBLE?

Hemos sabido de algunas quejas respecto a la forma como algunos propietarios de predios rurales hacen oferta de estadía como hoteles en sus fincas cafeteras y/o agrícolas ganaderas. ¿Esas fincas “hotel”, están debidamente certificadas? ¿Quién controla esta actividad?

Hay que establecer una propuesta académica de formación en turismo y hotelería para todas las personas que, con derecho, quieren agregar una actividad rentable a sus propiedades como se hace, por ejemplo, en España. Los propietarios no pueden hacer mutis por el foro en el sentido de la responsabilidad que les compete en caso de accidente o una demanda por engaño empresarial cuando se oferta algo que no se tiene y por lo cual se paga.

POST SCRIPTUM: En la publicidad que se saque para la oferta de productos, eventos, promociones turísticas, es necesario revisar afiches, boletines y volantes para que no tengan errores ortográficos, publicidad errada o cambio de nombres tradicionales como ocurrió con el afiche del bolero donde aparece el teatro del colegio en Caicedonia con el nombre de DIONOCIO Rodríguez, el inolvidable rector de nuestro colegio Bolivariano. Se les hizo la corrección y pusieron DIONICIO. Por favor.  Don DIONISIO debe estar revolcándose en su tumba.

Total Page Visits: 376 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply