Johanna Marcela Rozo Encizo, es gestora cultural, productora y locutora de programas radiales. Ha obtenido varios premios del Ministerio de Cultura y Fundalectura por la tertulia literaria El Tunel.

Ahora acaba de publicar su poemario «Puedo morir todos los días» del que dice Rafael Aguirre: «Impera una tercera persona como interlocutor, pretexto, alter ego, espejo para poner en manos de los lectores la pura naturaleza humana»…


En este libro, Puedo morir todos los días, su autora, Johanna Marcela Rozo Enciso (Pamplona, 1985), asume una audaz dimensión verbal al recrear no solamente el misterio del “silencio eterno” en sus variadas conjeturas sino el prolongado y enlutado paisaje de la violencia colombiana en modo intemporal.

A través de un lenguaje sencillo pero a la vez floreciente y sobrecogedor, la autora se sumerge, interroga y revela alcances insospechados de admiradas escritoras que eligieron libremente su destino vital y mortal, como es el caso de Virginia Woolf, Alfonsina Storni, Alejandra Pizarnik y Sylvia Plath, entre otras.

A lo largo del libro, Johanna Marcela va entretejiendo palabras en las que brota el fantasma de la muerte como un tiempo soñado o como un espacio presente y a la vez invisible e insondable.

Pero así como esa reinvención de la muerte renace entre expresiones de ausencia y de silencios, bebemos el poema húmedo que nos conduce a creer en el signo y el presagio.

Al sueño de las palomas dormidas en el parque, la autora opone un negro horizonte real de cuervos picoteando las manos del poema.

Puedo morir todos los días muestra una poesía excepcional, anegada de niebla, sombras, ruinas y sangre con latidos, lo que recuerda ciertos hechizos sonoros de José Asunción Silva –nuestro único poeta universal-, todos llenos de ceniza y de aflicciones refulgentes, reflejo inequívoco de una realidad que desde hace décadas parece ser el emblema de esa interminable guerra fratricida que azota a Colombia de manera incesante.

No tengo la menor duda de que este nuevo libro de la joven autora nortesantandereana agrega una afortunada chispa a la literatura que se está escribiendo actualmente en nuestro país. Chispa que se puede convertir en llamarada colosal dentro del panorama de la poesía colombiana que comienza a emerger en el siglo XXI.

JOSÉ LUIS DÍAZ-GRANADOS

Total Page Visits: 228 - Today Page Visits: 1