Arbolista Paisajista

Revista Digital Arrierías 71

Es obsoleto decir que las personas son más importantes que los pajaritos. Hay que valorar que los árboles cambian el CO2 por oxígeno, con lo cual las plantas nos permiten respirar y su ausencia nos priva de una atmósfera limpia y nos protegen de enfermedades respiratorias y otros graves males.

Quienes se oponen a la existencia de árboles, ya sea por envenenamientos intencionados o talas injustificadas, se están haciendo responsable de una parte de los males más perniciosos que afectan ya a la humanidad de forma grave.

Como Doctor Árbol y Arbolista, recibo llamadas telefónicas de ciudadanos con problemas con sus árboles. Problemas con raíces rompiendo el cemento, las tuberías de agua, la piscina; las ramas y troncos se pasaron de la verja y están en el patio del vecino, tienen la copa muy alta y troncos podridos con el comején.

Siempre estoy para ayudar a los ciudadanos, sin embargo, siempre recomiendo no remover un árbol porque tira al suelo muchas hojas, está triste o ya no me gusta donde está. Para eso realizó una visita de Evaluación Técnica de Árboles donde puedo obtener un diagnóstico de lo que le requiere el Ser Arbóreo Viviente.

Los ciudadanos que poseen árboles en sus patios tienen el deber y el compromiso de manejarlos, cuidarlos y conducirlo de forma adecuada, los dejan abandonados durante años y décadas. No es cuestión de fe sino una realidad tangible e indiscutible que un árbol es un bien para la ciudad y para la humanidad, es cuestión de lógica, de inteligencia racional y razonable.

Cuando realizó Evaluaciones Técnicas de Árboles, lo primero que verificó son las venas o conductos de agua y minerales que no estén rotas por el hilo de un trímero o desmenuzador. Es el Xilema y el Floema los más afectados por los jardineros que no quieren desyerbar el tronco del árbol y rompen la corteza y destruyen los conductos alimentarios y los arbolitos se encuentran débiles y apenados con un estrés agudo.

Segundo verifico las hojas, el envés y el haz, veo un diminuto incesto conocidos como áfidos chupando azúcar y defendidos por un ejército de hormiga brava. También observó otros intrusos como el minador de hojas y la mosca blanca. No es cuestión de podar las ramas altas o laterales de un árbol, es una cura de todo ese Ser que no camina ni habla, pero que siente.

Los árboles desarrollan troncos codominantes que afectan la estructura de estos seres vivientes. El suelo está gastado. Nunca le aplicaron fertilizantes. Recomendaciones: Aplique folialmente un tratamiento con aceite 100% del árbol de Nim y una bacteria llamada BacillusThuringiensis para eliminar los áfidos, la mosca blanca y el minador de hojas que forma un esqueleto en la misma.

Un solo tratamiento no hace mucho, hay que fumigar cada 7 días por espacio de 45 días. Cuando llueve no funciona. Se aplica siempre por las tardes al anochecer que es cuando salen las plagas. También aplique foliarmente hierro para fortalecer los árboles cuando tienen clorosis en sus hojas y se ponen amarillas.

En el suelo aplique fertilizante de fósforo para el anclaje de la raíz. Cada 4 días aplique 3 galones de agua si no llueve. Limpie la yerba de grama dos pies alrededor del tronco y aplique dos pulgadas de espesor de humus de composta, no aplicando al tronco, un círculo de 2 pulgadas de separado del tronco para evitar humedad y crianzas de hongos. Podarlo a los 12 pies de altura.

Doctor Árbol siempre está para ayudar a los Seres Arbóreos.

Total Page Visits: 93 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply