¿Utopías? ¿un lugar donde el pulmón del mundo no arda

para el beneficio de unas y unos cuantos?, que podríamos contar

con los dedos de sus manos y las mías; cierre los ojos, piénselo

 mientras respira el terso smog o niebla tóxica

que entra por su nariz.

Piénselo – dijo-

 me regalo un manojo de semillas y se marchó.

 Ahora mientras devuelvo a la naturaleza

 un poco de cuido doy gracias por

encontrarme a aquella persona

entre las calles.

Total Page Visits: 230 - Today Page Visits: 1