LA OTRA HISTORIA

En el imaginario de los nacidos en Caicedonia o de las familias asentadas en el territorio desde hace más de 7 décadas, se tiene como fecha de fundación el 3 de agosto de 1910, hecho válido en cuanto que de aquella época parte el acta de fundación que, luego de negociaciones con los dueños y/o administradores de la concesión Burila, los colonos de asentamiento primario o pioneros firmaron con derechos adquiridos legalmente como dueños de lotes asignados por la misma concesión.

El acta de fundación, en la fecha arriba citada, establece que los terrenos sobre los cuales se fundó el pequeño caserío, estaban en jurisdicción del municipio de Zarzal en el predio rural llamado Cuba, departamento del Valle y en terrenos de la sociedad Burila, sociedad que tenía 200 mil fanegadas de tierra dadas en concesión en la cual se establecían los límites precisos de la misma. La sociedad estaba representada en mil acciones donde aparecen nombres de personas de gran capacidad económica y reconocimiento político de los departamentos del Valle y del Cauca. La concesión fue otorgada para la explotación de minas salinas y carboneras y otras que determinara el consejo directivo de la sociedad.

En el acta de fundación aparecen los nombres de los pioneros que llegaron finalizando el siglo 19 y a comienzos del 20. Luego del acta de fundación de agosto de 1910, Caicedonia avanza a su reconocimiento como corregimiento el 11 de diciembre de 1910 por el concejo municipal del distrito de Zarzal y su inauguración oficial, con asistencia de los habitantes del pequeño caserío, el 18 de enero de 1911.

En la monografía de Caicedonia orientada por el poeta Oscar Piedrahita González, página 19, asegura que Sevilla, también corregimiento para la época con el nombre de San Luis, pasó a ser municipio en 1913 y nuestro pueblo, también corregimiento, pasó a estar bajo jurisdicción de Sevilla.

Después de muchas reuniones de colonos fundadores y pioneros del desarrollo que empezaron a poblar el caserío, bajo la tutela del doctor Daniel Gutiérrez y Arango y una vez cumplidos los requisitos exigidos por ley, hicieron los trámites para lograr el reconocimiento como municipio, hecho que se dio el 20 de abril de 1923 cuando la Asamblea departamental del Valle del Cauca a través de la ordenanza 021 y luego de su publicación en la Gaceta Departamental No. 1266 dan vida jurídica a Caicedonia como municipio.

Son, entonces, dos instancias diferentes pero complementarias: fundación el 3 de agosto de 1910 y el reconocimiento jurídico como municipio en 1923. En la firma del acta de inauguración, aparecen grandes personajes que impulsaron inicialmente la vida social y económica de Caicedonia: Daniel Gutiérrez y Arango, José Ignacio Vernaza, gobernador de la época, General Pompilio Gutiérrez, Marco A Urrea, Juan de Dios Giraldo, Ramón Serna, Félix A Villa, Nazario Maya, Enrique Roldán Ossa, entre otros. Fue nombrado como alcalde del nuevo municipio Nazario Maya, con suplencia de don Rodolfo Gómez Patiño. El 12 de octubre siguiente se constituyó una junta que empezó a oficiar como Concejo Municipal.

Importante resaltar que en esas primeras décadas fueron muchos los pioneros colonizadores que no aparecen registrados como tales o se conoce tangencialmente de sus vidas y obras, a pesar de haber participado en la creación del caserío y dar el impulso, ya como municipio, a Caicedonia como un verdadero emporio de riqueza agrícola y el lugar del café de mejor sabor en Colombia y el Mundo.

Sobre esas historias, Arrierías empezará a trabajar para acopiar información que nos lleve al reconocimiento de esos héroes fundadores olvidados o no reconocidos que, luchando contra una naturaleza hostil, lograron establecerse con sus familias y crear una nueva historia para Colombia. La mayoría de ellos, provenían de la Antioquia grande.

Total Page Visits: 272 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply