Guillermo Escobar Baena

Mucho se ha dicho y se ha escrito acerca del impacto negativo que ha tenido la pandemia en casi todas las áreas y sectores de la sociedad. Pandemia, que, entre otras cosas, nos ha generado mucha incertidumbre por las múltiples y contradictorias versiones que se conocen acerca del origen del virus que la originó, de su naturaleza como enfermedad letal y también sobre su forma de tratamiento, incluidas las dudas surgidas en torno a las vacunas con las que se busca proteger contra el virus que en muy corto tiempo ya ha mutado produciendo nuevas cepas.

Los gobiernos hacen énfasis en el efecto nefasto que este virus ha producido sobre la economía y en los diferentes sectores y áreas de la producción; Sin embargo, poco o casi nada se reflexiona sobre el impacto que el virus y la manera como se ha enfrentado ha tenido y llegará a tener en el futuro, sobre la vida misma de las personas en cada parte del planeta y en cada país donde se ha sufrido su efecto mortal.

Se ha llegado inclusive a una preconcebida polarización sobre una falsa diatriba, al considerar qué es más importante  si la economía o la salud,  refiriéndose a la salud y a la vida,  como si éstas  sólo se relacionaran con lo orgánico-fisiológico, individual y personal,  o , sólo a la ausencia o presencia de la enfermedad, desconociendo que estos conceptos de vida, economía  y salud son interdependientes, que  uno depende también  del otro y están relacionados en su esencia misma  con los recursos con los que los seres humanos tenemos en cada territorio  para conservarlas a ambas  y del uso racional  que de ellos hagamos, ayudados por la ciencia y la tecnología, desde todas las disciplinas del conocimiento.

 Más allá de la reflexión sobre la naturaleza misma o la esencia del virus y de la enfermedad, lo cual es materia de estudio de los científicos, está también el análisis que debe hacerse acerca de las consecuencias que ésta va a tener sobre la humanidad, sobre los individuos, sobre las familias   y en particular sobre los niños y los jóvenes, las nuevas generaciones a las que les tocará vivir (¿o sufrir?)  la era de la postpandemia. Análisis que debe hacerse con una mirada puesta en la vida, considerada de manera holística e integral, con las diferentes dimensiones en lo físico ambiental y también en lo humano, como la expresión de la convivencia, de lo social, lo grupal, lo cultural incluida las formas de producción y los modelos socio-económicos y las formas de gobernar que vendrán en el futuro.  

Esta pandemia que nos ha condenado al aislamiento, al silencio y a la soledad es también una oportunidad   que nos ha permitido en cierta forma, el reencuentro con nosotros mismos. Con la esencia del “ser”, (identidad) pero también de la conciencia del “estar en”, como una manera para redescubrirnos con nuestros propios pensamientos y con la palabra, a través del lenguaje, para repensarnos.  Aunque paradójicamente son el lenguaje, el pensamiento y en particular el idioma, el habla, (la comunicación), la expresión (el arte), entre otros atributos esencialmente humanos, los que, junto con la libertad y la autonomía, han salido muy mal librados debido al confinamiento.

Pudiera pensarse que estar en casa, aislado, beneficiaría la convivencia familiar, las relaciones en el hogar, entre padres e hijos, entre hermanos y demás miembros de la familia; sin embargo, aunque no es la generalidad, sí se conoce de  demandas ante las comisarías de familia por situaciones de conflicto y de hasta maltrato físico entre personas  e inclusive el aumento en la comisión de ciertos delitos, por violencia intrafamiliar desde los mismos hogares, que contrastan  con esta condición de vulnerabilidad.

De la misma manera parece contradictorio que ante la virtualidad a la que se han visto sometidos los estudiantes para atender a sus clases que  pudiera favorecer el aprendizaje basado en las  nuevas tecnologías de la información  y la comunicación (las TIC),  curiosamente según lo informan algunos profesores, ellos mismos  han podido  constatar que la supuesta habilidad que demostraban los jóvenes para manejar los dispositivos, al momento de utilizarlos ya como herramienta de estudio, no logran los resultados de aprendizaje  óptimos que se esperaban, sumado ello al aislamiento obligado y falta de socialización.

Pudiera pensarse de manera facilista que sólo se trata de un problema de falta de atención, o de distracción de los niños y los jóvenes, pero el verdadero problema va más allá de la habilidad en el manejo del dispositivo, del celular, Tablet o computador.  El verdadero problema es cognitivo: es decir, de cómo se aprende y también de cómo y para qué se utilizan el celular o el computador en este mundo de la globalización, para la generación de nuevos conocimientos, para la interpretación de estas nuevas condiciones, y, lo que debe ser más importante: para potenciar  la capacidad de resolución de problemas que superan la simple  imaginación y  permitan generar nuevos modelos originales lo cual representan un verdadero  reto para la creatividad y la innovación y que tengan un fundamento en la ciencia. Esto confirma también los problemas de fallas en las competencias comunicativas y en la argumentación   en cuanto a   la comprensión lectora y la interpretación; en el no saber escuchar, la falta de lectura crítica, de expresión oral, del buen hablar, la comunicación no verbal, la producción escrita, la redacción, la elaboración del texto, el sentido del contexto y el estilo para la composición. Este problema generalizado de la falla en la comprensión lectora y de falta de pensamiento crítico que presentan nuestros estudiantes colombianos se ha confirmado una vez más con los bajos resultados en las pruebas Piza.

 Y es allí donde encontramos que no sólo es en la escuela y en el colegio sino también hoy, en nuestras propias casas, donde hay una desconexión entre la realidad compleja en la que vivimos y ese mundo lúdico, mágico y fantasioso en el que parece que habitan nuestros niños y jóvenes del presente, que están en todo momento absortos, como aislados en una burbuja que los desconecta con el aquí y el ahora.  Aunque hay que decirlo, igual hay muchos adultos, también padres de familia, que pareciera   habitaran en ese mundo de galaxias, aislados e indiferentes ante esta cruda realidad que nos afecta a todos.  

Uno de los tantos  factores que explica tal situación es que con la afectación que ha causado la pandemia por el distanciamiento social y el confinamiento, estamos hoy expuestos a la influencia directa de los mal llamados medios de comunicación y éstos, no sólo nos saturan  de cifras y datos estadísticos,   de falsas noticias (“fake news”)  que circulan también  por las redes, sumadas a las tendenciosas noticias gubernamentales que diariamente  tratan de maquillar el mal manejo que le han dado a la crisis, junto con  programas de televisión que en nada contribuyen a la formación de una conciencia crítica ciudadana  y lo que es peor, no permiten que ni los niños ni los jóvenes y tampoco los adultos puedan llegar a tener una verdadera comprensión de la  realidad, de la situación concreta, local y en contexto,  de la problemática que se vive actualmente.

Hay de parte de los medios informativos, manipuladores de la opinión,  una tendenciosa intención de dar mayor importancia a lo global, a lo universal que a lo nacional y local; de caer en la generalización y no en el análisis particular de la situación concreta con  lo cual  impiden que el ciudadano del común, tanto del sector urbano como rural,  pueda conocer la situación real concreta local y en un contexto propio en tiempo presente y en el espacio más próximo en el que se mueve de la evolución de la enfermedad,  para poder tener comprensión de las condiciones y circunstancias, de las causas y de las consecuencias, de los comportamientos que sean indicados para un manejo responsable de su propia condición, como un ser vulnerable. 

Es con esa misma incertidumbre, sumada a la soledad y al aislamiento con las que además de manipular la opinión generan pánico, el miedo que impide pensar; que no permite que se haga una lectura crítica de la situación ni se asuman posturas en defensa de los derechos y de la libertad que cada vez se vulneran más invocando la pandemia y lo que es peor coartando la libre expresión, la posibilidad de participar y el derecho a decidir como ciudadanos.

“Y supo el poeta que los sueños se descomponen/… Y la hogaza se arruina y el tiempo se quiebra…/ La distancia se convirtió en el remedio y/ La soledad en el posible consuelo…/ También en el silencio. “*

*   Del poeta mejicano Eduardo H. González

La soledad en el posible consuelo…

También en el silencio.   

Lo de la condición humana, según Maturana…..Ver…

La concepción de Humberto  Maturana (prestigioso biólogo, filosofo y epistemólogo chileno,  acerca de la conducta y el lenguaje humano…

Somos humanos porque usamos el lenguaje y usamos el lenguaje en tanto seamos humanos, …ya que la sola corporalidad no nos hace humanos, sino el modo como esa corporalidad se expresa.

Lo humano existe en el proceso de conversar, que es un modo de convivir.

El lenguaje emerje a partir de múltiples interacciones que ocurren a partir de las relaciones entre los seres humanos, en las que es esencial la emoción del amor como aceptación del otro en la convivencia cotidiana. No se puede concebir una separación entre el lenguaje y el pensamiento por lo que uno es condición del otro.

han resultado afectados no sólo la economía sino también sectores como la educación y la cultura, el deporte, la recreación. Las familias,  Los niños, los jóvenes, los estudiantes y los profesores, los artistas de las diferentes disciplinas y expresiones del arte. De todas las edades, pero muy especialmente nuestros niños y nuestros jóvenes, esta generación de la post pandemia….

La comprensión y la interpretación, el saber escuchar, la comprensión lectora, la lectura crítica, la expresión oral, el habla, la comunicación no verbal…la producción escrita, la composición, la elaboración del texto y el sentido del contexto…la redacción y el estilo para la composición…

Colombia con mala nota en la comprensión lectora…

Pruebas Pisa muestran que más del 45 % de los estudiantes tienen nivel muy bajo en este aspecto.

Los estudiantes colombianos tienen un bajo nivel de comprensión lectora, de ideas y, en general, de entendimiento del idioma español. Deficiencias en la decodificación, confusión respecto a las demandas de las tareas, pobreza de vocabulario. Dislexia…

La generalización vs la situación concreta, local y en contexto propio, en el tiempo presente  y en el espacio próximo, las condiciones y las circunstancias, las causas y las consecuencias, la comprensión partiendo de la comprensión subjetiva o percepción individual para entender el consenso conceptual y la categorización en el conocimiento.

La incertidumbre del mundo actual (la soledad del pensamiento)   y las diferentes lecturas y posturas ante una misma situación y la manera como hoy predominan las  noticias tendenciosas, por los expertos en manipular la opinión pública, noticias y versiones  ajustadas,   condicionadas,  con interpretaciones amañadas mediadas por tendencias ideologizantes que falsean la realidad con una intencionalidad fundamentada en el poder. Ver  a Chomsky…a quien se le atribuyó….

La manipulación mediática…diez estratégicas de manipulación mediática…1distracción (pan y circo) 2crea un problema y luego dale la solución…3.la gradualidad,,,poco a poco, (me´tafora de la rana herbida)4…diferir en el tiempo,  (la dieta la empiezo mañana)…5.los mensajes sencillitos, (lo básico, lo elemental..)…6..más emociones que la razón….(menos reflexión), 7.-mantén al pueblo en la mediocridad , que no se fomente el 8 …la incultura:.la vulgaridad, (mediocridad)….la 9.-autoculpabilidad (Yo soy el culpable)…10, atribuirle todo “al sistema”, en general, .el sistema, lo de la inteligencia artificial, lo moderno…son los tiempos modernos….

Las fake news….el miedo o el enfado…

-La forma como se moviliza la información a través de las redes, no sólo las “fake news”, falsas noticias sino la deformación de los conceptos y pseudos conceptos así como la explicación amañada de algunos fenómenos sociales, políticos o económicos….la verdad (¿) al servicio de quien o postulada e impuesta por quien (es)?

Cansados ya de la repetición de los términos: pandemia, virus, cuarentena, comorbilidad, confinamiento, contagio, cepa, tapaboca, vacuna, cremación, entre muchos otros…

La influencia de los mal llamados medios de comunicación, que son sólo de información o de desinformación, nos ha llevado a que ya no exista una verdadera opinión pública, con fuerza y con criterio pero ante todo con autonomía, se vive y se percibe la realidad como la muestran los medios desde las significaciones e intenciones de sus productores, de los dueños de dichos medios y a través de los distintos dispositivos que también se adecúan con sus “aplicaciones” a los intereses de los dueños de ese que llaman el cuarto poder. Perdiendo cada individuo la capacidad autónoma de poder contar y describir a su manera su realidad inmediata; de analizar, explicar e interpretar las concepciones y creencias que se tejen alrededor de los diferentes hechos y fenómenos naturales, sociales, políticos y económicos pero lo peor, la pérdida de poder de decisión, hasta de revelarse ante las irregularidades e injusticias de los gobernantes, en últimas la pérdida de su identidad y de su condición de ciudadano líbre.

Está de moda el término reinventarse, es el tiempo de reivindicar la importancia de la pedagogía para la reflexión desde la educación del significado pero ante todo de las perspectivas futuras, problemas y potencialidades que se desprenderán de esta pandemia…que nos lleva hacia una dimensión desconocida…el mañana es incierto pero debe ser desde la investigación y desde la ciencia,  en asocio y participación de las comunidades académicas, gremiales  y culturales no desde las oficinas del poder y de la burocracia, ni desde las empresas y las transnacionales y mucho menos desde los cuarteles,  donde se tracen los nuevos rumbos para  la nueva  sociedad de la post-pandemia  y de los individuos sobrevivientes, que buscarán una sociedad más justa en un orden económico equitativo y no excluyente, en un país construido por todos y en el que contemos todos con igualdad de oportunidades para una mejor calidad de vida.

Prohibido pensar….una sociedad mesiánica que sigue esperando a que sea un hombre, un héroe, el que venga y los rescate…

Se pierde, con el distanciamiento social, con el aislamiento individual la riqueza de la socialización con otros congéneres  para la tradición oral….

Un pueblo sin memoria, sin identidad….

Nuevas comprensiones y significaciones que permitan dimensionar otras formas y sentidos para la superar la polarización en la que hemos caído con falsas diatribas que nos quieren hacer ver y creer que el mundo es sólo o blanco o negro, sin matices ni grises…

Urgente, las competencias comunicativas, las competencias del Siglo XXI, el siglo del conocimiento….(citarlas)…para el desarrollo de las capacidades humanas para el desempeño en un mundo no de orden y en paz, sino de caos y de conflicto, (citar el Elogio de la dificultad de Estanislao Zuleta…) que permitan a nuestros niños y jóvenes pensar y actuar con autonomía y responsabilidad en un mundo en transición y permanente cambio en el que lo único que permanece es la incertidumbre.

Cualquier disciplina que elijan las asuman con racionalidad intelectiva, crítica, analítica, pertinente y contextualizada, que corresponden a un tiempo y a un espacio real y concreto no a un mundo idílico, mágico, irreal como en el que se sumergen a través de los juegos electrónicos que los aliena y desconecta de la verdadera realidad en que viven, con otros simbolismos y lenguajes extraños que les impiden pensar su propio país, desconocer su propio territorio.

Se Debe mas bien a través de las nuevas tecnologías mediante las pedagogías y didácticas contemporáneas ofrecerles nuevos contenidos y dinámicas interactivas motivadoras que complementadas con los libros permitan desarrollar mayor creatividad e imaginación pero ante todo pensamiento crítico y complejo para alcanzar niveles de comprensión que liguen la teoría y la práctica mediante proyectos transversales que superen el asignaturismo y la separación especializada en que se ha caído fraccionando cada vez más el conocimiento desconociendo la integralidad, lo holístico y lo causal, no lo casual ni desagregado del todo, ni lo lineal y mecánico del paradigma positivista. Motivado en la búsqueda permanente de la verdad recordando que no existen verdades absolutas ni sagradas ni eternas….,sin caer tampoco en un relativismo simplista y sin sentido, reconociendo el valor de la investigación y el carácter social e histórico del conocimiento; desarrollando capacidades cognitivas y metacognitivas que propicien la capacidad de recrear situaciones, escenarios hipotéticos, nuevos modelos a través del análisis y la crítica superando el pensamiento ingenuo para llegar al pensamiento crítico, complejo y  categorial que no les deje  caer en la trampa del emprenderismo facilista y romántico que han puesto de moda, frustrante para muchos que en poco tiempo ve perdidos sus esfuerzos por la inminente quiebra ante un mercado voraz   y asumir más bien formas y metodologías de emprendizaje, es decir, no un emprendimiento fundado sólo en la idea del negocio, con un enfoque sólo economicista,  sino en aquel emprendimiento que recoge la experiencia y el estudio para fundamentarlo en la ciencia, en la investigación y en los adelantos de la tecnología al servicio de la comunidad respondiendo a sus necesidades productivas.

Total Page Visits: 237 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply