MÁS HISTORIAS Y ANÉCDOTAS MUSICALES
Para: Arrierías 73
Por: Trovador.


Razones de desplazamiento, obligado por asuntos personales, impidieron mi escrito para la Revista en la edición anterior. Ya todo en orden, presento ante los lectores y colaboradores de Arrierías otras cortas historias que, seguro, serán interés para quienes gustan de guardar historias y/o anécdotas para un mejor disfrute del arte más bello que existe y ha existido en la historia de la humanidad: la música. Empezamos:
– Hay una gran mentira respecto del patronazgo de la música en el mundo, pues le atribuyen a una santa, Cecilia, de quien dicen murió como mártir y virgen en el año 176 pero sobre la cual no existe un solo registro histórico que compruebe una mínima relación con la música. Ocurre que, después de trece siglos de su alevoso asesinato, se fue creando una leyenda en el sentido de que en medio de la tortura se puso a cantar lo que obligaba a los ángeles a bajar del cielo para oírla.


Son los pintores del renacimiento quienes basados en esas leyendas imaginaron la figura de la torturada y a su alrededor pintaron instrumentos musicales como el arpa y el órgano, otra gran mentira, pues este último aparato muy bien utilizado en los oficios religiosos, no existía como tal en la época en la cual vivió la ungida (siglo II).

Sus devotos escogieron el 22 de noviembre como su día y la primera fiesta musical en honor de la mártir y virgen, se celebró en Normandía en 1570. Ya en 1870 el papa Pío IX le dio oficialmente el patronazgo quedando, en forma definitiva, el 22 de noviembre como fecha mundial de la música bajo la tutela de la famosa Cecilia. Para acabar de completar esta gran mentira histórica, la tal santa fue borrada del santoral. Sólo falta comprobar si, realmente, murió virgen en la fecha de su tortura como cuenta la leyenda, verdad que sólo ella supo y se llevó a la tumba. Ah, tampoco nadie vio los supuestos ángeles cantores que la acompañaron con sus voces divinas en su agonía.

Cayo Suetonio Tranquilo fue un cronista, escritor e historiador romano que nació en el año 70 y falleció en 126. Una de sus obras más recordadas y leídas ha sido Los Doce Césares, donde recoge anécdotas, desordenadas vidas, acciones políticas y aberraciones, muy propias de la clase dominante de aquella época, pero lo que nos convoca a este escrito es desvelar que su vida no fue, solamente desatinos, orgías, asesinatos y escabrosas anécdotas de aquélla época de organización de dioses humanos que tanta historia negra dejaron para la posteridad, como Calígula, Tiberio, Octavio Augusto, entre otros, no, Nerón fue mucho más que eso, fue un gran artista y lo explico.


A diferencia de “santa Cecilia”, Nerón si fue un hombre dotado de virtudes artísticas como músico, aunque pésimo cantante con su voz grave y pastosa; fue, además, actor, declamador, poeta, pero donde sobresalía era en la ejecución del arpa, instrumento sobre el cual fue instruido desde pequeño por grandes maestros y alentado por su familia.


De una egolatría llevada al límite, se hacía acompañar en sus conciertos y giras artísticas de más de cinco mil esclavos, libertos, soldados y amigos pagados para que lo aclamaran en sus intervenciones.


Mientras se acrecentaba la persecución y asesinato de cristianos, sindicados de creencias nuevas con superchería y como enemigos de Roma, en los jardines de palacio tocaba el arpa mientras Roma ardía por el fuego y los asesinados cristianos lloraban y gritaban la desgracia de sus torturas. Nerón se suicida ante el acoso de senadores de la época que lo acusaban de mal manejo del imperio. Su frase más reconocida antes de morir y frente a la tumba que abrieron sus más cercanos: “Qué muerte para tan grande artista”.


A Nerón hoy sólo se le recuerda por su frase, el incendio de Roma, la persecución de los cristianos, pero no por gran impulsor de las artes y un hombre músico de gran sensibilidad artística.


Tanto es el olvido, que, la ferocidad, el mal genio que se le atribuía como persona la trasladaron a los caninos. Muchos perros han sido llamados así, NERÓN.


Ahora bien, amigo lector, según su criterio, ¿quién merece ser más recordado por la vida artística: ¿Nerón? ¿Santa Cecilia?

Total Page Visits: 73 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply