Indiscutiblemente, la solidaridad de los Caicedonitas es inmensa cuando de apoyar causas sociales se trata.

La pintora Diana Zuluaga, con gran reconocimiento nacional e internacional, ideó un concurso de pintura para niños haciendo la convocatoria voz a voz, visitando escuelas y demás centros docentes de básica primaria como también a sectores deprimidos, con una meta muy clara: dar a conocer la virtuosidad de algunos niños y alejarlos del peligro del ocio dañino que puede inducir a las drogas, o acciones que pueden estar en los límites de la ilegalidad encauzada por adultos. “Arrierías”, por supuesto, se unió a la promoción de la bella propuesta buscando algunos patrocinios para premiar a los concursantes. Admirables las obras hasta ahora presentadas.

Organizaciones como ASOCAICA, entidad a la cual pertenecen Caicedonitas residentes en Cali, hicieron gran aporte, además de los regalos y acciones cívicas de ayuda a los más necesitados en nuestra localidad, especialmente en el mes de diciembre. También se unió Billares Burila, en cabeza del señor Fernando Hoyos, la escritora Aida Yepes, quienes colaboraron con aportes. Así mismo nuestro agradecimiento a

  • Oscar Gaviria
  • Humberto Saavedra,
  • Carlos Arturo Ramírez
  • Manuel Gómez Sabogal
  • Familia Yepes Rivas
  • Familia Ramírez García
  • Luz Aída Yepes
  • Laura Inés Manrique Rivas.

A nombre de ARRIERÍAS, la artista Diana Zuluaga y los niños pintores, muchas, pero muchas gracias. Quienes deseen unirse a la campaña, pueden apadrinar niños pagando algunas horas de pintura con técnicas básicas para encauzar la creatividad de los pequeños artistas de Caicedonia. Gracias, muchas gracias, reiteramos.

———-

El 19 de junio, horas antes de iniciar las votaciones para elección de presidente en nuestro país, se presentó un derrumbe a 500 metros de la salida de Caicedonia vía Armenia. A las 10 de la mañana ya había maquinaria solucionando el problema. Al mediodía, problema resuelto.

Derrumbe salida de Caicedonia

Hace 5 meses un derrumbe, poco mayor que el de Caicedonia, inhabilitó la vía que de Armenia y Calarcá conduce a Génova. No ha habido poder humano que obligue a la gobernación o a la incompetente secretaría de infraestructura del Quindío a la solución del problema. Prontitud y solución en Caicedonia, municipio con escasos recursos económicos, lentitud y dejadez de una gobernación, como la del Quindío a la que parece le importa un comino los municipios cordilleranos. ¡Una vergüenza!

———-

Estas festividades de junio han sido trágicas para el país: muertos carbonizados en una cárcel del Valle del Cauca, muertos en una corraleja en el departamento del Tolima, muertos como consecuencia de la extensa temporada de lluvia y los consabidos derrumbes, generalmente en espacios de invasión.

No se entiende cómo a estas alturas de la vida, después de la trágica experiencia de una corraleja en Sincelejo con decenas de muertos, se repita una tragedia idéntica en otra región del país. El maltrato contra los animales es una muestra de la deshumanización de los llamados “seres inteligentes”. La sociedad, sin distinción, debe entrar a exigir la desaparición de la barbarie con los animales. No más corridas de toros, corralejas, peleas de perros y gallos, cacería furtiva de animales silvestres en vía de extinción. Este debe ser un clamor nacional.

Ah, se nos olvidaba. En Caicedonia algún bárbaro, insano, con actitud dolosa, ha estado envenenando mascotas o perros abandonados en las calles. Duele esta situación, como duele saber que hay casas donde, todavía, hay aves enjauladas. Las aves nacieron para ser libres, para volar y no para estar encerradas en pequeñas jaulas para goce y estupidez de unos pocos.

Un caso extraño es en el sector residencial El Surco, donde en un andén, alguien cercó una jardinera de 4 metros de largo por 50 cm de ancho y encerró allí gallinas, aves que sufren inclemencia del clima día y noche en el mismo sitio, una acera residencial. Aquí vale una pregunta, ¿por qué no accionan las autoridades ambientales o la alcaldía ante aberrante situación?

———-

Saludo a la Bandera.

Decir que algo es un saludo a la bandera es la expresión que significa que no tiene ninguna utilidad.

Es el caso de Caicedonia y sus tres únicos semáforos que, a pesar de su buen funcionamiento, no puede decirse lo mismo de su acatamiento como reguladores del tránsito. Los motociclistas, especialmente la gran mayoría de domiciliarios, las bicicletas, las carretillas, muchos taxistas y gran número de particulares hacen caso omiso a la señal roja y, van pasando como pedro por su casa obligando a quienes llevan la vía por estar en verde, a frenar y a verlos como pasan por ambos lados sin ninguna muestra de prudencia.

Solución: Una sola vez a la semana y en diferentes horarios, la secretaría de tránsito podría destinar personal para llamar la atención y hacer pedagogía, pues no se puede pedir sanciones porque no aquí no se aplican.

El otro saludo a la bandera son las vías en circulación de un solo sentido, La novena, entre carreras 14 y 15. La diez, entre 15 y 16 y la 11, entre 15 y 16. Cada vez es más frecuente encontrarse de frente con carros y motociclistas violando vía.

Y para completar, las zonas de “prohibido parquear”, Carrera 16 entre 8 y 9 y Calle 9 entre 15 y 16. Fueron colocadas señales de No Estacionar, y es chistoso ver y oír a los agentes de tránsito volverse cansones pitando para llamar a quien está allí parqueado, y después de 10, 20, o más minutos, aparece el conductor del carro, se saludan efusivamente, se monta, se va, y eso es todo.

//Fotos de carros mal estacionados frente a la señal de no parquear.

Últimamente, para mantener esos espacios sin carros parqueados es necesario que los agentes permanezcan todo el día, haciendo control, lo cual no solo no es junto, sino inconveniente, pues deberían estar circulando o dándose una pasadita con parada incluida en los semáforos.

Para ser justos, que pueden hacer si el mal ejemplo entra por casa.

Hay una solución muy conocida pues mucho se ha insistido en ella. Volver peatonales las calles 8 y 9 entre carreras 15 y 16. Así, se ampliarían las zonas para propios y turistas, se evitaría el peligro de los cruces para acceder al parque y los negocios de la calle 9, (plazoleta), podrían extenderse a la calle, como en la mayoría de los pueblos antioqueños.


ULTIMA EDICIÓN DE ARRIERÍAS. Queremos dar a conocer a los lectores de la publicación «Arrierías»que esta es la última entrega de esta revista online. Desde ya nuestros agradecimientos a todos los seguidores que nos han acompañado y a quienes con sus textos ofrecieron a los lectores conocimiento y nuevas miradas sobre distintos aspectos.

Total Page Visits: 1364 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply