Concurso de cuento juvenil, Mi pequeña Eulalia.

Descartando la posibilidad de que el interés y deseos de escribir están ausentes en la juventud y atribuyendo la escasez de material a la coincidencia de la finalización, iniciación e incertidumbre de la presencialidad del año lectivo con las fechas de inicio y culminación del evento, se ha decidido posponer para mediados del 2022 la citación a participar del concurso de cuento, ampliándolo por edades y regiones.

Un hecho que no se tuvo presente es la imposibilidad de algunos niños, de las edades convocadas y los sitios de residencia, de acceder a un computador y menos a un procesador de palabras como Word para redactar y remitir un cuento.

Por esta razón, en esta edición, resaltamos un cuento de Emanuel Rodríguez Castellanos.

Edad 12 años, vereda Campo Azul, finca Las Margaritas, colegio Gilberto Álzate Avendaño, Corregimiento Aures, Caicedonia Valle. Quien hizo llegar a la redacción un cuento manuscrito con letra infantil sencilla y despreocupada propia de la niñez.

Ese cuento, se publica como un aliciente para que siga adelante.


Continuamos publicando colaboraciones de estudiantes de Literatura de VIII semestre de la Universidad del Valle, al igual que los juiciosos estudios arqueológicos del connotado arqueólogo Joel García.

La revista se regocija con la colaboración de Mauricio Ortiz, quien nos honra con sus artículos sobre música; su gran pasión.

Los colaboradores habituales siguen dando lustre e importancia a la revista y son los pilares para que nuestra labor continúe.


Queremos alertar a nuestro colaboradores y lectores sobre un hecho molesto que está ocurriendo a nombre de Arrierías.

Una persona, de apellido Posada, está pidiendo dinero como colaboración para edición de un libro de su autoría tras la justificación de ser columnista de ARRIERÍAS y de ser conocido de los directivos de nuestra Revista digital.

En tal sentido, queremos aclarar que el supuesto columnista NO escribe para nosotros, NO lo conocemos y que su acto raya en un abuso de confianza.


Caicedonia es un municipio donde el aseo de calles, parques y centros de recreación públicos es ejemplar. Sin embargo, últimamente se está presentando el problema de la indisciplina social, del anti civismo, gran mal de Colombia, por cuanto que, en ciertos sitios de gran concurrencia humana y vehicular, los moradores sacan la basura un día antes del paso obligado y cumplido de los camiones recolectores, originando un grave problema de salud por la cantidad de gallinazos, ratas e insectos que van tras los desperdicios que deja la inconsecuencia y la falta de respeto de algunos pocos. Creemos que el mal es nacional. En próxima edición, estaremos presentando una posibilidad, sin necesidad de represión alguna, para solucionar el problema.


Parte el alma ver la cantidad de personas que desde tempranas horas madrugan a tomar turno para su atención médica en la ciudad de Armenia. Ancianos, madres con niños aguantando largas horas de espera, en medio del calor, la lluvia y el ruido. Las EPS señalan que pueden hacer esos turnos a través de las redes, y es cierto. Pero muchas de esas personas no tienen internet en sus casas o teléfonos de gama media que aguantan la espera de ese servicio tecnológico. La verdad es que, además de las enfermedades usuales, a la gente la está afectando la perversidad del negocio de la salud que los privados prestan a nuestro país. Mientras tanto, el gobierno hace mutis por el foro.

Total Page Visits: 262 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply