Aun es recuerdo en nuestra memoria el día que decidimos entregar al público la primera edición de Arrierías. Corría el año 2019. Lo hicimos con decisión, convencidos de que ya estaba bien que Caicedonia, dejara de ser «una ciudad muda» como alguna vez la llamó el poeta Luis Enrique Sendoya.

Al frente de este ejercicio de comunicación nos pusimos: Mario Ramírez Monard; Jairo Sánchez; José Emilio Yepes y Manuel Tiberio Bermúdez. Teníamos el convencimiento de que queríamos hacer uso de los nuevos medios alternativos de comunicación, en nuestro caso de un sitio web,  para convertirnos en difusores y voceros de quienes utilizan la palabra escrita para contar, para expresar emociones, para opinar. Todas estas acciones han estado basadas en el respeto, la independencia y alejadas de manipulaciones políticas o de cualquier otra índole.

Desde el comienzo optamos por el nombre de «Arrierías», como un homenaje a nuestras raíces montañeras, pero sobre todo a aquellos ancestros que un día se atrevieron por caminos que parecían imposibles y que lograron, debido a su tenacidad vencer los más duros retos.

Nuestra revista ha sido plural, pues nuestro propósito es comunicar, contar, entregar a los lectores textos que inviten a la reflexión, al conocimiento, y en ocasiones al divertimento, pero lo hacemos con la terquedad de los arrieros que domaron montañas y vencieron dificultades.

Llegamos al número 70, y nos sentimos orgullosos. Pero no es un camino hecho en solitario, por el contrario, desde el primer momento se han sumado a nuestra publicación personas que sería difícil enumerar a todas, pero que han hecho sus aportes en la seguridad de que están participando de un medio que concede independencia, respeto por el sentir ajeno. Muchas han tenido un paso rápido por la publicación; otras, han permanecido en ella, enviando sus aportes para cada edición. A ellos y ellas, mil gracias, pues sin ustedes esta publicación no sería más que un deseo incumplido.

Qué puede uno decir sobre este suceso —para nosotros— muy especial de arribar a la edición número 70. Nada más que dar las gracias: a los lectores, nuestra razón de ser; a los colaboradores, pilares fundamentales de esta publicación, a los compañeros responsables de que cada mes la revista esté en manos de los lectores, a todos ellos y ellas, muchas gracias y sea esta la oportunidad para invitar a que sean muchas las personas que se sigan sumando a la revista: están los estudiantes de la Universidad del Valle Sede Caicedonia, los de los colegios y escuelas, las entidades de la ciudad que tienen mucho que contar de sus logros de sus proyecciones, en fin, sabemos que son muchas las personas que les gustas expresarse mediante la escritura y en Arrierías, pueden estar seguros, encontraran el espacio propicio a sus inquietudes.

De nuevo, mil gracias por  leernos.

Total Page Visits: 141 - Today Page Visits: 1

Join the discussion One Comment

Leave a Reply