Arrierías 70

“Como una puta cabra”. Conocía la expresión, pero no sabía por qué decían que yo estaba “como una puta cabra”. En alguna ocasión, vi una cabra en un potrero cercado. Me acerqué y capté cómo corría de un lado para otro, se acercaba y volvía a correr. Entendí, no solo el significado, sino lo que mis amigos, desde años atrás, muchos años atrás, me decían. 

Así de sencillo. Y todo por culpa de mis amigos orates. Son varios y no tienen arreglo. Ellos creen que soy así porque sí, pero la verdad, es que cuando me escriben o me envían algo, son puras locuras que nadie sabe de dónde las sacan.

Y lo más grave es que, definitivamente, estoy loco. Cada vez, peor. No tengo remedio, eso lo sé.

Todo por culpa de diferentes situaciones, no adversas, sino perversas. Perversas porque leo o escucho noticias y cada vez son peores. Nada mejora. Cuando pequeño, al menos escuchaba, en las tardes, “Las aventuras de Montecristo” y me reía un buen rato. O en la noche “los chaparrines”o “La escuelita de doña Rita”y seguía riendo.

Hoy, ni “La luciérnaga” me hace reír. Porque hasta ellos fingen las risas y los chistes, además de malos son perversos y algunos riñen con la vulgaridad.

Pero no me quejo. Me encanta mi locura y soy feliz cuando no leo o escucho noticias. Sin embargo, por alguna parte se cuelan y aterrizan.

Las redes sociales están ahí. Tengo Facebook para poner música, textos, frases, chistes llenos de locuras y algo que haga la vida más amable. Veo lo que ponen mis amigos o amigos de mis amigos y encuentro frases hermosas, chistes simpáticos, otros no tanto.

Afortunadamente, también aparecen carátulas de libros, firmas de los mismos, charlas con escritores, fotos de firmas de libros. Música, fotos de cumpleaños, fotos de fiestas, recuerdos imborrables para muchos.

Tengo Twitter y ahí se destila demasiado odio. Políticos peleando con políticos, noticias sobre hechos criminales, vídeos de asaltos, choques, inundaciones, películas, fotos de mujeres hermosas, libros, guerras. Desde hace poco, fotos de mujeres invitando a que vean no solo sus vídeos, sino su onlyfans o su Instagram. Invitan, utilizando sugestivas poses.

Es decir, Twitter tiene de todo, ahora. Ahí, corrijo a algunos, les pido respeto a otros, pongo mis frases, mis columnas.

Linkedin, me parece una red social seria y llena de personas profesionales. Algunos enseñan sus productos, muestran sus investigaciones, habilidades, buscan empleo, dan empleo. Me gusta y ahí van mis columnas.

Instagram, nunca ha sido importante para mí. De mes en cuando, pongo fotos, veo los dibujos de Isabella, sigo a algunas personas.

Mi locura está más ligada a vivir que a otra cosa. Porque la vida es bella y tengo oportunidades maravillosas para mostrar mis columnas, leer, escribir, ver películas, escuchar música.

Aunque mis amigos digan que estoy loco, algunos están peor que yo. Por ejemplo, Mario Ramírez, Gilberto Montalvo, Ariel Ramírez, Carlos Julio Puerta, Luis Carlos Vélez Barrios, Miguel Fernando Caro Gamboa y otros más. Lo saben, pero se hacen los locos…

Total Page Visits: 99 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply