El chupo

Arrierías 69

El chupo, entretenedor o el tete, son palabras que, tradicionalmente, han utilizado nuestras madre o abuelas para calmar la inquietud, llanto o pataletas frecuentes de los bebés. Estas palabras, con perdón de nuestros lectores, las vamos a usar como símil de entretención, engaño o burla que utilizan ciertos personajillos con aires de poder ilimitado cuando una organización, pueblo o personas determinadas se inquietan ante la inequidad o inoperancia del Estado en la resolución inmediata o mediata de problemas inherentes a los derechos o resolución de conflictos.

El pasado 28 de octubre, en medio del tenaz invierno que ha venido afectando a Colombia especialmente a zonas rurales, colapsó el puente del río Barragán que conecta al departamento del Valle con el Quindío. El perjuicio para toda la comarca ha sido extremo en tanto que se afectó el transporte de productos agrícolas de esta rica región del país; ha sido un trastorno para el desplazamiento de personas, estudiantes, profesionales, trabajadores entre los dos departamentos; un peligro para la integridad y la vida de los habitantes de Caicedonia, población sin hospital adecuado para la inmensa población quees apenas un centro de salud de primeros auxilios, según el criterio de sus habitantes; en fin, el daño ha sido un trauma para todos, una emergencia que no ha recibido el tratamiento de solución adecuado por parte del Estado en cabeza de gobernadores y alcaldes.

El hecho concreto es que la afectación involucra a más de 180 mil habitantes de la zona, razón por la cual Invías y los burócratas regionales en reuniones de emergencia dijeron que, a partir de la visita —comienzos de noviembre—, en 15 días iniciarían las soluciones y se destinaría un presupuesto para la emergencia. Pasaron las semanas y, como siempre, ¡NADA!

El desespero de los habitantes los llevó a plantear un paro cívico taponando vías esenciales de la carretera Panamericana y, por arte de birlibirloque, gobernaciones, alcaldes de la zona cordillerana, defensores del pueblo y otros burócratas de la región impulsaron una reunión colectiva con los afectados. Por supuesto, ya “venían” con soluciones en la mano en aquella reunión del 20 de enero.

Comunicaron a los asistentes que ya había una partida presupuestal y todo se ejecutaría a través de la figura constitucional de la urgencia manifiesta y que para tal efecto habían destinado 3.500 millones de pesos, de ellos un poco más de 700 para el puente afectado y el resto de dinero para Sevilla, población con afectación crítica vial desde hace más de 5 décadas. <<En 15 días iniciaremos los trabajos y ya estamos legalizando las pólizas>> dijo con mucha seguridad el mando medio enviado por la gobernadora del Valle. ¡MENTIRA!

A la fecha van más de 100 días del daño del puente y más de 20 días de los 15 prometidos y ¡nada!, otra mentira más, un entretenedor, un tete o chupo para aquietar brotes de rechazo popular mediante la fuerza, hecho que, por supuesto, consideramos no sea el adecuado para lograr efectos jurídicos o reclamo de derechos, pero que tiene su explicación ante la desidia o la mentira de quienes detentan el poder local, regional o nacional.

Muy diciente que por el Quindío hubiesen hecho presencia una Representante a la Cámara y dos diputados y por el Valle del Cauca ni diputados, ni Representantes y, mucho menos, Senadores. Politiqueros que hicieron mutis por el foro pero que hacen presencia masiva en elecciones.

Aquí el problema no es político de centro, derecha o izquierda. Aquí el problema es la afectación de los derechos fundamentales de miles de personas, campesinos, comerciantes, amas de casa, enfermos y demás, afectados, también, por la naturaleza y asfixiados por la inmensa e inútil burocracia del país que miente y sólo se moviliza en períodos de captación de votos. ´

El viernes 10 de febrero, el Defensor del Pueblo regional Valle, citó en Barragán a los mismos asistentes de la reunión del 20 de enero, pero excluyó a los afectados, a la población civil. Como lo expresamos en aquella reunión, somos escépticos de las <<soluciones>> que traen esta vez. Seguro es otro tete, chupo o entretenedor.

En ésta reunión se escucharon nuevas y repetidas cosas como: “es necesario hacer una prueba de carga antes de comenzar los trabajos”, La Facultad de Ingeniería de la Universidad del Quindío ya habría podido hacerlo. En fin, se habló mucho y la gente quedó con el chupo en la boca.

En Caicedonia, un tertuliano, de esos que está siempre al día en cuestiones locales, además de palabras de grueso calibre, culminó su perorata respecto al problema con una frase muy colombiana: <<como siempre, esos &&%%ss!, nos dejarán ¡MAMANDO!

Total Page Visits: 359 - Today Page Visits: 1

Join the discussion One Comment

  • Raquel Correa Uribe dice:

    Todos los artículos de esta edición nos llevan a que reflexionemos actuemos y nos unamos a cuidar la educación familiar y escolar que son los pioneros del Amor, del Compartir ,la Honestidad, la Cultura y la Tecnología; todos en decadencia. “El Mundo está Loco Loco “ya no es una película.
    Muy muy interesante la edición 69

Leave a Reply