COLUMNA PALABRA EMPEÑADA

Cuando vemos hoy con mucha preocupación el registro de las noticias económicas acerca de la extrema situación de pobreza que se está viviendo en nuestro hermano y vecino país Venezuela, debemos empezar a mirar con detenimiento que debemos hacer nosotros dentro de nuestras economías locales, y que podríamos recomendar a nuestros coterráneos para lograr avanzar positivamente.

Si estamos buscando hacer un análisis serio y con proyección, tendremos entonces que hacer reflexiones ciertas acercadel uso que se le damos al dinero, concluyendo parcialmentelo que vivimos a diario en nuestro medio:

-El dinero que se gasta en las grandes superficies o grandes supermercados se va para otros lugares, pero nunca se queda en nuestros municipios y que puede fácilmente superar el 85% del gasto en alimentos.

-Los productos que elegimos comprar en estas superficies, si bien muchos de ellos no se producen en nuestro medio, en su mayoría, nos llegan y corresponden a productos de empresas foráneas o extranjeras.

-Muy pocos productos que vemos en las góndolas corresponden a producción local.

-Pero lo peor, preferimos comprar en otras localidades y gastamos hasta con gusto por fuera de ella para adquirir bienes que muy posiblemente conseguiríamos en nuestras localidades.

Si nuestro propósito es fomentar el desarrollo humano y profesional de manera planificada y encontrar proyectos con emprenderismo logrando potencializar esos renglones que nos hacen fuertes, deberíamos ser más racionales que emotivos y así optimizaríamos nuestros recursos, esfuerzos e ingresos, logrando que el dinero que con tanto esfuerzo obtenemos se pueda mantener y pueda recircular en muchos renglones económicos locales.

Recuerdo con mucha imaginación la divertida enseñanza de como un billete de US 100 dólares que llega a manos deljefe de hotel local (y que luego tiene que devolver al extranjero que se lo dio) logra pasar, el mismo billete, del hotel al carnicero, del carnicero al proveedor de concentrado, del dueño del almacén de concentrados al molinero, de este a la prostituta, y ella corre a pagar al hotel el crédito que tenía pendiente y así todos quedaron a paz y salvo de las deudas contraídas, indicándonos, que todos producimos o generamos algo que se puede consumir por nosotros mismos y necesitamos algo que pueden producir nuestros coterráneos.

Si analizamos la privilegiada ubicación que tenemos en Colombia y cuáles son nuestros principales ingresos económicos, además de lapropia vocación, nos encontramos que estehermoso y bendecido pedazo de tierra, es extraordinariamente rico en dotación agronómica, ecológica y de gentes. Es mucho lo que podemos ofrecer logrando desarrollar procesos artesanales, turísticos o agroindustriales en nuestra comarca.

Seguiré insistiendo en la necesidad de fomentar la agricultura urbana y de mercados campesinos, en una escuela de artes y oficios que capacite especialmente a las madres cabeza de hogar, reiterar la imperiosa necesidad de comprometer la política agroempresarial nacional y regional en desarrollo ciertos de plantas de transformación de los principales productos producidos por nuestros campesinos, impulsar de manera asertiva el paisaje cultural cafetero, avistamiento de aves, gastronomía y artesanías entre otras propuestas de desarrollo.

No vamos a lograr salir adelante en las actividades propias de nuestros municipios si no tenemos dirigentes emprendedores, con sentido social, visionarios y dispuestos a darle manejo correcto a lo público y social, generando esperanza y alternativas a nuestros hijos para que nos empoderemos y sintamos  arraigo por nuestros municipios y por la patriapor la que tanto hemos luchado.

Somos muy buenos para escudarnos y echarles la culpa a los demás, al gobierno de turno, a los profesores que estáneducando a nuestros hijos, al celular con sus redes, a la televisión, a los narcotraficantes…..en fin, evadir la responsabilidad de todas las dificultades vividas, especialmente en la que tiene que ver con la crianza de nuestros hijos. 

Es necesario proponernos ser mucho más analíticos que emotivos para saber escoger las personas que tienen la difícil labor de dirigirnos. Ya falta poco para que empiecen las campañas políticas nacionales y locales para elegir a nuestros representantes. Ojala lo hagamos con mucha responsabilidad.

Pero si creo que falta voluntad política y sentido común para salir adelante!

Este es el país que nos vio crecer y que tanto amamos: Colombia

Total Page Visits: 501 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply