Sobrevivir a un aborto en Latinoamérica es un privilegio de clase, el estado, la iglesia y las demás instituciones hacen que el proceso no sea adecuado y oprimen los derechos de las mujeres sobre sus propios cuerpos con argumentos morales o con omisión del tema en las agendas estatales.

A pesar de que desde el 2006 existe la Sentencia C-355 de sobre las tres causales en las que el aborto es legal, las instituciones púbicas de nuestro país, y de América latina no han dado la cabida oportuna y necesaria a los movimientos feministas en las agendas políticas, pese a que Colombia es un estado Laico desde 1991 parece que las decisiones sobre el cuerpo de las mujeres siguen siendo un asunto de rosarios.

Es importante ubicar el tema del aborto legal, gratuito y seguro como un tema de salud pública

Con relación a lo anterior, la abogada Adriana Gonzales Correa expresa que “El aborto, como la eutanasia y el matrimonio de las parejas del mismo sexo, son un derecho en los estados laicos, Colombia lo es por mandato constitucional. Por lo tanto, estas discusiones sobre la legalidad o inconstitucionalidad de tales derechos pierden sentido cuando el Estado no está sometido a religión alguna.”

Es importante ubicar el tema del aborto legal, gratuito y seguro como un tema de salud pública, pues el aborto clandestino se debe relacionar oficialmente con la mortalidad materna, para que se introduzca en dichas agendas políticas. Adicional a eso, el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos deberían aparecer como derecho fundamental de los derechos humanos. Pues convenientemente dicho asunto se encuentra penalizado en los lugares más vulnerables y pobres del planeta.

Además, cabe señalar que las mujeres somos sujetas políticas y de derechos, lo que Maritza Montero define como seres activos, dinámicos, constructores de realidad, así como de sus necesidades y expectativas del mundo. Las y los sujetos políticos cuentan con características específicas como sujetos históricos, con capacidad de análisis, organización, autogestión y grandes capacidades de generar cambios y rupturas en la historia. 

Todas estas observaciones se relacionan también con el XVIII Encuentro Nacional de Mujeres de Rosario en 2003, donde se reiteró que las mujeres no queremos seguir siendo mercancía, que hace mucho queremos ser las protagonistas de nuestra propia historia y del proceso social. Es un paso adelante hacia una sociedad más justa, más igualitaria, más libertaria. Porque el derecho es una construcción social.

Por otro lado, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito tiene como lema “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. Esto implica realizar modificaciones en los sistemas de Educación, Salud y Justicia, y también, por supuesto, profundos cambios culturales.

Trabajar por el derecho al aborto en razón de justicia social, es reconocer que, en el contexto latinoamericano, sumido en la pobreza y la desigualdad social, son las mujeres pobres quienes sufren o mueren por abortos realizados en clandestinidad, excluidas también de otros bienes culturales y materiales. Es por esto que la comunidad en general y los y las psicólogas en específico tenemos un importante papel de acompañamiento y educación a las mujeres, pues la ilegalidad del aborto da lugar a prácticas diferenciadas según la condición socioeconómica de la mujer y a la falta de información.

Nuestro rol como psicólogos y psicólogas sociales-comunitarios implica apoyar y seguir reproduciendo espacios como La escuela feminista Guadalupe Zapata, gestada en compañía con la Ruta pacífica de las Mujeres, Regional eje Cafetero en Pereira, en la cual se abren diversos espacios de acompañamiento simbólico, performance, educación gratuita y de calidad, un lugar donde no estamos solas y podemos sentirnos seguras, seguras de hablar, de ser, y de ser tanto respetadas como apoyadas. 

Bibliografía

Comisión por el Derecho al aborto (2003). Octavo Encuentro Nacional por el derecho al aborto legal, Buenos Aires, Argentina

González, Adriana. (2020). Aportes para la discusión sobre la legalización del aborto. La Cola de Rata, Colombia.

Montero, Maritza. (2004). Introducción a la Psicología Comunitaria. Paidós. Buenos Aires.


VALERIA VELASQUEZ DIAZ

PSICÓLOGA

Universidad Católica de Pereira

Pregrado en psicología con énfasis en psicología clínica y psicología social comunitaria.

Trabajo de grado llamado «Significación identitaria y feminismo en una mujer joven de Pereira víctima de violencia de género en pareja».

Universidad Católica de Pereira

SEMINARIO CON ESPECIALIZACION DE PSICOLOGIA SOCIAL-COMUNITARIA 2020

Gestión y análisis de políticas publicas

Universidad Católica de Pereira

SEMINARIO CON ESPECIALIZACION DE PSICOLOGIA SOCIAL-COMUNITARIA 2020

Derecho internacional de los DDHH y Cooperación internacional.

Total Page Visits: 376 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply