MIBONACHI VIDALES

  1.  

Mibonachi es una técnica lúdica de escritura creactiva, creada por Mi (pero no te creas todo, Nada nuevo hay bajo la luz del sol) a partir de la apropiación y reelaboración del concepto del matemático italiano Fibonacci. Diseñado como una herramienta combinada de lógica y fantástica para estimular el ejercicio del pensamiento creactivo.

2. SOBRE SUS ASPECTOS FILOSÓFICOS.

Mibonachi no es una escuela secreta como Oulipo, ni un movimiento estético como el surrealismo o el Dadaísmo. Podrá tener, eso sí, membresías y estructuras orgánicas que ayuden a su función transformadora, pero no recita credos, descree de la genialidad y el don, y entiende el talento como una capacidad de todo ser humano –y por tanto democrática– que puede ser incrementada con la modulación de las capacidades neurológicas del cerebro –con todas sus potencialidades y limitaciones que no son pocas, en ambos sentidos–. Como lo afirmará Friederich Hunderwasser el arte es un derecho universal con la condición de merecerlo. Mibonachi es una herramienta de trabajo creactivo, para motivar la suma de voluntades del escritor y el mejoramiento cualitativo del ser humano. Un instrumento para disponer de él. Un juego literario y una herramienta creactiva, ni más, ni menos.

El mibonachi concibe la escritura como un artificio (arte y oficio) que se aprende. Juegos del lenguaje y sus códigos. Un ejercicio de hombres comunes y corrientes (ordinarios) que se hacen extra–ordinarios a través del cultivo de la palabra. Se apoya en la concepción del escritor (el artista) como una suma de voluntades y no como un don que el espíritu santo insufla en el ser humano (Summa Teológica, Santo Tomas). El Mibonachi acoge la patafísica y descree de los postulados metafísicos. Valora la escritura y todas las posibilidades narratológicas como un proceso ontológico que brinda sentido y sentidos de existencia al ser humano. Es una técnica sincrética en la medida en que combina el azar (Dadá) y la lógica de las restricciones (Oulipo), para aplicarlas lúdicamente a la literatura. Y en este sentido desacraliza las posiciones y poses de los iluminados por el verbo.

Se han probado los positivos resultados para superar el “terror a la página en blanco” que domina a los escritores –especialmente de ficción–. Un escritor que conozca la técnica Mibonachi siempre tendrá algo para narrar, nada que perder y siempre mucho para ganar. La mera lúdica y disfrute que la técnica proporciona es una ganancia, además del mejoramiento del fraseo. También comprobado.

ILUSTRACIÓN PALABRADA

(Sobre los aspectos filosóficos)

Revelación. El poeta. El artista, también. Habitantes del delirio, son. Delhirantes, palabaristas obcecados del signo. Pero nosólo con las letras. Con todo aquello que pueda significar, significarlo. Brindarle sentido al sinsentido de la existencia, esenciarlo. Abrirle los ojos al cosmos, maravillarlo con el caos. Brindarle conciencia luminosa del poder constructor de palabras y signos. Entender, como Paz, la diferencia entre uno y otro, y asombrarse. Asomarse a la distancia entre elsigno y el garabato, sin angustias. Descubrir la Conciencia de Finitud y gozarla con plenitud de iluminado, descreyendo, riendo. Volver a tirar los dados, apostar, jugar, ganar, perder y volver a comenzar, reír. Ser coherente en la incoherencia, como esfuerzo feliz de no diluirse en la nada. Sabiéndose afortunado de ser un paréntesis luminoso entre la nada y la nada. Regresar a ella sonriente después de haber atesorado y compartido símbolos, sueños. Caminar tranquilo el universo del delhirio, como uno más, diluyendose, iluminando. Ser feliz ayudando a otros que lo sean, como consigna. El Otro-significante brinda sentido en el sinsentido del caos. La coherencia aparece como demanda y avanzamos retrocediendo. La clepsidra enseña, metafórica, el no retorno. Pero regresamos exultantes en cada palabrazo. Palabras más y palabras menos. Como este mibonachi regresivo. Una diversión transformadora. Un juego. Delirhante.

Ficha Técnica

Villegasuribe. MRC C.14. Autor. (Mibonachi Regresivo Capicúa) Clave catorce

SOBRE LOS ASPECTOS TÉCNICOS

En el aspecto práctico, la técnica Mibonachí es una sumatoria lógica de palabras a partir de una palabra casual (elegida o sugerida), con el propósito de contar una historia con sentido coherente y completo (Ficción y no Ficción).

Podemos nominar los siguientes Mibonachis inaugurales:

Mibonachi Progresivo Básico –MPB– conformado por 20 frases escritas (la posibilidad de significar a través de un texto escrito –frases u oraciones–).

Cada frase u oración varía de 1 a 20 palabras que se denomina Clave y se denota C seguida de punto y el número de la clave (C.12 o C.17).

El numero de palabras por Mibonachi Básico denomina Patrón y se denota como P 210.

La totalidad de un Mibonachi Básico MB (en sus múltiples posibilidades) debe tener –y ese es una regla irreductible del juego– 210 palabras. Recordando que asumimos la patafísica, esta norma podrá variar circunstancialmente. Excepcionalidad excepcional.

Cuando un texto se compone de varios Mibonachis se denomina Mibonachi Múltiple MM (Progresivo, Regresivo, Sostenido o Mixto) y sirve tanto para desarrollar Ficción y No Ficción

Se denota con P al patrón del primer Mibonachi y al número inicial de palabras: 210.

La denotación P.A corresponde al número de palabras acumuladas o Patrón Acumulado, a medida que avanza el MM.

La denotación P.T. Corresponde al total de las palabras acumuladas o Patrón Total en la última entrada del Mibonachi Múltiple.

Así la denotación M.M, 5E, PT 1050 le indicará el lector que ha leído un Mibonachi Múltiple compuesto por 5 entradas (210 por cada Entrada: E1 P 210; E2 PA 420; E3 PA 630; E4 PA 840; E5 PT 1050)

Cada Entrada se denotará como E1, E2, E3……. Cada Mibonachi se separara del anterior con dos espacios, mínimo.

En su origen el Mibonachi es progresivo, se adicionan palabras a la Palabra Umbral o P.U. (aleatoriamente elegida o sugerida por un agente externo) hasta completar frases u oraciones de máximo 20 palabras (y aquí se hermana con el Cuento Atómico, de Umberto Senegal, en la extensión máxima de la Clave).

El número máximo de palabras para la frase se denomina Clave o Clave del Mibonachi. Así un Mibonachi en Clave 20 es un texto cuya frase u oración mayor tiene 20 palabras y se denota: C.No. así (C.1) (C.2) (C.3) toda Clave que no supere las14 palabras se denominará Clave menor (Cm).

Mibonachi Vidales MV o Novela Estampilla Hiperbreve NEH. Su denominación reconoce al Poeta Luis Vidales, autor del paradigmático libro de poesía iberoamericana: Suenan Timbres, como uno de los iniciadores de la minificción en lengua castellana. En ese libro angular de la poesía universal, el poeta colombiano (nacido en Calarcá Quindío) incluye una serie de“estampillas” o breves poemas en prosa.

El Mibonancachi Vidales MV o Novela Estampilla Hiperbreve recoge las 4 formas de ficción breve asumidas en el libro en (P)reparación No me jodan. LiteraDura Breve: Haikuento (denomincación propuesta por Umberto Senegal y emparentado con el Haiku japonés, minificción de 10 palabras máximo); Cuentos Atómicos (denominación de Umberto Senegal a partir de la concepción de Córtazar de la atomicidad del cuento: 20 palabras máximo) Tankuentos (denominación y práctica propuesta por Villegasuribe a partir de esta nueva forma narrativa de la minifición emparentada con la forma poética japonesa Tanka) y el Mibonachi, suficientemente desarrollado en el presente Manifiesto.

El MV-NMH recoge además la comprensión internacional del Micro–relato que lo sitúa como una narración de ficcción hiperbreve que no supera las 300 palabras.

Con el anterior contexto podemos afirmar ahora que el Mibonachi Vidales MV o la Novela EstampillaHiperbreve NEH es una narración ficional compuesta por cuatro microrrelatos independientes –condicionadas por las características particulares de las estructuras narrativas de la minificción –haikuento, cuento atómico, tankuento, mibonachi y microrelato– cuya condición de totalidad está amarrada por un exordio que juega a la vez el papel de título de la obra. Por su condición de título, el exordio no se incluye en el conteo total del patrón o P de la novela hiperbreve. Se establece desde las limitaciones de la LiteraDura Potencial, que el exordio no podrá superar las 150 palabras.

El Mibonachi Vidales MV o Novela Estampilla Hiperbreve NEH tendrá la siguiente estructura narrativa:

Exordio: Desde la retórica clásica podemos afirmar: su función es señalar que el discurso comienza, atraer la atención del receptor, disipar animosidades, granjear simpatías, fijar el interés del receptor y establecer el tema, tesis u objetivo. En el MV el exordio tiene la responsabilidad de amarrar, dándole sentido completo, a la Novela Estampilla Hiperbreve NEH.

Microrrelato 1 (Haikuento) combina el microrrelato con el haikuento para producir una totalidad narrativa ficcional en menos de 300 palabras, sin contar el título del microrrelato que no deberá exceder las 15 palabras.

Microrrelato 2 (Cuento Atómico) combina el microrrelato con el cuento atómico para producir una totalidad narrativa ficcional en menos de 300 palabras; sin contar el título del microrrelato que no deberá exceder las 15 palabras.

Microrrelato 3 (Tankuento) combina el microrrelato con el tankuento para producir una totalidad narrativa ficcional en menos de 300 palabras, sin contar el título del microrrelato que no deberá exceder las 15 palabras.

Microrreltao 4 (Mibonachi) combina el microrrelato con la técnica narrativa mibonachi para producir una totalidad narrativa ficcional en menos de 300 palabras, sin contar el título del microrrelato que no deberá exceder las 11 palabras

 AL ZUM ZUM DE LA CALAVERA

 MV-NMH*

Exordio

Al Zum Zum de la calavera o de cómo diversos detectives exegetas del género de minificción leen y cuentan con diversos instrumentos y técnicas, sin incluir los títulos –éste inclusive–, el número de palabras de los cuatro microrelatos en castellano, y concluyen en planos de realidad paralela, junto a un cadáver, que el asunto trata, sin agotarlo, sobre una propuesta teórico–práctica de la minificción, sus géneros y la novela hiperbreve.

Primer microrelato.

APÓCRIFA ANTOLOGIA: HAIKUENTOS

El hombre, sueco o finlandés, no hablaba español; ni volvería a hablarlo porque como sabía Sherrinford, los españoles tampoco lo hablan. Por ello, le intrigó encontrar junto al cadáver de El extranjero aquella apócrifa Antología de Haikuentos en castellano. Leyó y contó en los dedos de la mano:

Punto G

– Ahiiiiiiiiiiííí

Indiscutible

–Tienes la razón.

Aclaración

  • ¿Mentiroso?
  • No. Escritor.

Ironía

El espejo le sonreía.

Momo

–Ese profesor me da risa.

Urgencias

-Hijos, me muero.

-Firma aquí, padre.

Introducción

Empapado en lágrimas conoció el dolor de la crítica.

Mano a mano

I precoz -gritó ella. Minificcionista -reviró él.

Psicópata

Y como decidió matarlos a todos, se suicidó.

Hijo de tigre

Con la minificcionista no tendría futuro, comprendió el gigoló.

Borges

–Cucli, cucli, quien esté detrás de mi no juega.

Truco fallido

¡Desconcierto¡ Juraba haber guardado la palabra mágica bajo la manga.

Facilismo

Gozaba de fama de gran lector. Su especialidad, la minificción.

Excopulario

(Homenaje a J. Lopera)

En la camándula, la beata repasaba lujuriosa los polvosdesperdiciados.

El aroma del Haiku japonés trajo a la memoria el poema de Basho y justificó la antología. Pero preocupado por las obligaciones de investigador y juez, Sherrinford volvió a contar.Se sintió como un bandquero a fin de mes. No le cuadraban las cuentas. Era previsible, pero el no lo sabía, ni lo podría saber, sólo el lector, quien lo miraba contar y constataba, a su vez, con la herramienta de Word.

Después de contar y recontar sin encontrarle sentido al desajuste, Sherrinford concluyó junto al cadáver:

–Haikuento, minificcion de máximo 10 palabras.

Segundo microrrelato

SOSPECHOSA ANTOLOGIA: CUENTOS ATÓMICOS

El hombre, sueco o finlandés, no hablaba español;también los sabía don Isidro Parodi, los españoles tampoco. Escuchaba en la 273 y lo sobresaltó una sensación de deja vu, Dios mueve al jugador y este a la pieza… Le intrigó saber que junto al cadáver de El desconocido encontraron aquella Antología de Cuentos Atómicos en castellano. Releyó algunos a salto de ojo.

No-vela

-Quiero una magdalena –creyó sintetizar el minificcionista la obra de Proust nunca leída por él, por extensa.

Final feliz

Y terminó suicidándose porque en el Cuento Atómico debía suceder algo digno de ser contado.

Poética de la ficción breve

Descubrió por qué despertaba tanto interés en las minificcionistas:introducciones largasyorgasmos intensos, memorables.

Lapsus digitus

–La digitación debería producir placeres, no errores. Afirmó la minificcionista dirigiendo el dedo a la errata en el punto G.

Traidor

Superando el temor a ser expulsado del Club de la Minificción, Dios volvió a la lectura de los clásicos.

Yo, mis desapegos y contradicciones

Mi cuerpo adquirió la forma de Buda cuando mi ego descubrió que mi discípulo acogía mis koanes con devoción

Injusticia

Los jurados poco sabían de prácticas orientales -realmente nada- y condenaron al hombre por asesino, había logrado matar su ego.

Contravía

Cuando terminó de leer el tratado de 1.710 páginas sobre el legendario cuento de Monterroso, el asombro seguía allí.

Entrevista a Torrentes Ballester

–Pero maestro, Castroforte de Baralla, existe?

–Habéis viajado poco, Periodista. ¿No conocéis, Calarcá?

Don Isidro Parodi seguía pagando la condena – problemas de inmortalidad y juegos especulares–, ya no le preocupaba. Ironía, revolvió su mate y por internet supo que los Cuentos Atómicos habían sido denominados y cultivados por Humberto Senegal en el Quindío, región cafetera de Colombia. La antología era una prolongación de aquellos juegos

Tercer microrrelato

NOVEDOSA ANTOLOGÍA DEL TANKUENTO

El hombre, sueco o finlandés, no hablaba español;y como Paco Miranda bien sabía, los españoles tampoco, Por ello le intrigó encontrar junto al cadáver de El forastero aquella novedosa Antología de Tankuentos. Paco la leyó con sus hombres para solucionar este nuevo caso y eligieron uno como el más representativo de la nueva propuesta de Tankuentos:

TIPOLOGÍA BORGESIANA DE LOS CUENTOS DE HADAS

1. Tiernos

Y Caperucita durmió feliz mientras el lobo le leía el cuento donde él se la comía.

2. Perversos

Y Caperucita durmió feliz mientras el lobo le leía el cuento donde él se la comía

3. Eróticos

Y Caperucita durmió feliz mientras el lobo le leía el cuento donde él se la comía.

4. Cuentos de nunca acabar

Y Caperucita durmió feliz mientras el lobo le leía el cuento donde él se la comía.

5. ¿Me lo cuentas otra vez?

Y Caperucita durmió feliz mientras el lobo le leía el cuento donde él se la comía.

Los hombres de Paco lo eligieron entre temporada y temporada una mañana de primavera. La decisión fue disputada y alargó el tentempié en el Lizarran de Leo.

–Macho, interesante la traspolación del Tanka japonés a la narrativa occidental –sentenció Paco Tous.

–Alucino, Cojones 38, y qué coños sabes tú de literatura? –preguntó Patricia Montero, solazándose en los tacos que su personaje Lis no podía utilizar en la serie.

–¿Sabes lo que te digo? No solo he pasado por un bar de tapas, tía. –Reviró Paco.

–Bueno, a trabajar –Oyeron Los hombres de Paco, pero ninguno supo con certeza si lo dijo Don Genaro o Juan Diego.

En la vida real como en la serie todos los casos se resolvían de una manera surrealista. Y no había problemas con los planos de realidad

Cuarto Microrrelato

MIBONACHI: ARCHIVOS X

El hombre, sueco o finlandés, no hablaba español;como Dana Scully lo sabía, los españoles tampoco. Por ello se sintió teletransportada al encontrarse aquella historia fantástica escrita en castellano en técnica Mibonachi junto al cadáver de El Extraterrestre y leyó de nuevo:

Giro en sentido contrario

Vapor. Calor insoportable. El sauna lleno. Rodrigo ahora sudaba mares. Apenas podía adivinar los cuerpos. Pero unos ojos se le acercaron. Ojos espléndidos, vivaces, de profundo azul aguamarina. Demasiado grandes, pensó Rodrigo, para unos ojos humanos. Algo estaba pasando, esto no podía ser real, soñaba. Mientras miraba aquellos párpados enormes, recordó los planos de realidad. Aunque lo parezca, no todos habitamos el mismo plano de realidad. Entonces la historia de Michel Ende volvió a la memoria con claridad. Cada puerta de Fantasia ofrecía la posibilidad de hallar la salida del laberinto. Aunque también posibilitaba la forma de entrar en él, ¿dónde podría haber ocurrido? –reflexionó–. Entonces, reconstruyó mentalmente su viaje desde la oficina hasta la entrada

en el baño sauna. Era una pesada tarde de fin de semana y necesitaba descanso, un vaporoso baño, nada mejor. Salió rumbo al hotel Estación y se detuvo en la barbería para un buen corte de pelo. La puerta giratoria de la barbería pudo haber propiciado el cambio de dimensión y quizás no lo notó. Estuvo cierto cuando los ojos dejaron de parpadear y entre la neblina se abrió una boca de dientes filosos. Lo entendió, Fantasia le abría otra puerta para regresar y entró sin miedo, confiado, feliz, en las fauces del monstruo.

Ficha técnica

Villegasuribe. C 20. MPB. PU Vapor. P 210.

–Autor. Clave 20. Mibonachi Progresivo Básico. La Palabra Umbral: Vapor. Con Patrón de 210 palabras. –Le explicó Mulder a Ana Sculler.

–Hemos sido adbducidos al universo Mibonachi– concluyó

  • Mlbonaci Vidales- Novela Mibonachi Hiperbreve.

Memoria de autor

Carlos Alberto Villegas Uribe.

Escritor, artista, gestor y periodista cultural (Calarcá, Quindío, Colombia, 1961). Ph.D. SobresalienteCum Laude enLengua, Literatura y Medios de Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid, UCM (España). Tiene estudios de Maestría en Escritura Creativa de la University of Texas at El Paso, UTEP (Estados Unidos). Fue profesor universitario. Creó la cátedra Psicogénesis de la Risa en la Facultad de Psicología de la Universidad Javeriana (Bogotá, Colombia). Director de la revista Termita Caribe y del Boletín de la Red de Estudios Interdisciplinarios sobre la Risa —REÍR—, T.A. (Teaching Assistant) en la Revista de Literatura Mexicana Contemporánea en la Utep. Ha publicado los ensayos La caricatografía en Colombia: Propuesta Teórica y Taxonómica; Caricatografía y periodismo, y el libro de relatos Cuento contigo. Ha publicado en revistas de Colombia e internacionales. Fue becario del programa Becas de Alto Nivel para Profesionales de América Latina (ALBAN) de la Unión Europea. Como artista plástico ha recibido premios y menciones en los salones regionales del Quindío. Además, fue distinguido con la Orden al Mérito Literario Ciudad de Calarcá 128 años, con el Escudo del Departamento del Quindío por su aporte a la cultura y con el Premio Will Eisner (2017) en la modalidad Vida y Obra del Colectivo Cultural Comic Sin Fronteras (Pereira, Colombia.)

 Dirección: Carrera 10 No. 52-149. Club residencial TACUARÁ. Bloque 4. Apto.50. Dosquebradas, Risaralda, Colombia. Teléfonos: Móvil 3054300768, fijo: 3245870

Total Page Visits: 799 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply