Estudiante de Derecho Universidad Gran Colombia Armenia.

Reconocer la importancia e influencia de los instrumentos, como el piano, en el desarrollo de la música colombiana es una tarea retadora porque tanto los aparatos de ejecución, como los intérpretes, y los ritmos son una conjunción inseparable a través de la historia de nuestro país.

El piano, aparato foráneo, exótico y proveniente de la alta sociedad francesa, vienesa, alemana, italiana y aún española, llegó a Colombia y se dispersó, a lomo de mula, para ser ejecutado por mujeres de familias pudientes, no como una profesión sino como una manera de introducirse en la sociedad y mostrar habilidades propias de la educación de la época.

Cada familia poseedora de un piano acondicionaba un lugar llamado salón que era un lugar privado, doméstico, propio para ejecutar partiturasde ritmos diferentes como actividad de recreación, de festividad y de sociabilidad durante el siglo XIX. Esta actividad artísticapropia de los salones y salaseuropeos, arriba a Colombia, comunicando aspectos comunes en ambos continentes.

Además de ser una exigencia del entorno social, estudiar pianoera una actividad femenina, que se les facilitaba por los bailes de la época y las partituras que debían interpretarse.

Los bailes como la cracoviana, la polonesa, la escocesa, el vals, la mazurca, el chotís,valses, marchas, danzas instrumentales, pasodobles, minuets, gavotas, serenatas, romanzas, intermezzos, polkas, habanera hicieron parte importante del selecto repertorio de salón, todo esto complementado con una educación fundamentada en el clasicismo español con lecturas, zarzuelas, operetas, poesía, sonetos y libros de la generación.

Poco a poco la interpretación pianística femenina fue dando paso a la presencia masculina en la ejecución y creación de piezas musicales como pasillos y bambucos. Entonces, aparece un sinnúmero de personajes muy importantes en el ámbito musical fusionado con el piano.

Grandes obras musicales de diferentes géneros, folclórico, popular y clásico son creadas e interpretadas por pianistas de ambos sexos de tal manera que ese reportorio hace parte de nuestro patrimonio musical colombiano.

La lista de pianistas es interminable. Sin embargo, hay unos nombres que resuenan en los oídos más que otros, bien sea por sus creaciones musicales o porque la magia de la televisión alguna vez los difundieron.

Blanca Uribe, Teresita Gómez, Josefina Acosta, Luis Antonio Calvo, Oriol Rangel, Antonio María Valencia, Manuel J Bernal, Jaime Llano González, Blas Emilio Atehortúa, Olav Roots, Emilio Murillo, Guillermo Uribe Holguín, José María Ponce de León, Pedro Morales Pino, Maruja Hinestroza de Rosero, Claudia Calderón Sáenz, Juan Domingo Córdoba Agudelo, Óscar Buenaventura Buenaventura, Y muchísimos más dignos de mencionarse que le dan brillo a la interpretación del piano y la creación musical.

Modernamente pianistas como Alci Acosta, Julián de la Chica, Jimmy Salcedo, Fruko, y demás, se han proyectado con el piano hacia generaciones más actuales al igual que sus ritmos e interpretaciones.

Se puede entonces inferir que la influencia del piano en la producción musical de Colombia es de una magnitud inconmensurable tanto por sus orígenes, su evolución, sus intérpretes y sus preciosas melodías creadas desde la intimidad del piano por verdaderos cultores del arte musical.

Se anexan fotografías tomadas de la Web con algunas figuras pianísticas representativas de la música clásica y popular a través de los tiempos.

Fotos de Blanca Uribe, Teresita Gómez, Luis A Calvo, Jaime Llano González y Olav Roots.

Total Page Visits: 127 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply