ABUSO INEXCUSABLE

“Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”, Art. 44 de nuestro Ordenamiento Jurídico.

La situación que viven los niños y la juventud en nuestro país es aberrante. De hecho, y por falta de espacio, no vamos a referirnos en Arrierías a la situación que se vive en toda Colombia. Vamos a concretar esta denuncia en el desamparo y el abandono que viven nuestros niños en Caicedonia partiendo de la convicción de que este hecho se repite en casi todo el territorio nacional.

La jornada escolar en el Valle del Cauca ya empezó, pero las dificultades de nuestros niños campesinos son extremas: falta de transporte, deficiencias notables en la obligatoriedad de la alimentación (PAE) y las disculpas de la enorme burocracia oficial que se escuda en razones estúpidas para no cumplir el mandato constitucional con respecto a la educación en el campo rural de nuestro municipio.

Gobernación, alcaldía municipal y maestros a quienes no les importa la pobreza y las necesidades de las familias campesinas han manipulado, con excusas burocráticas, las razones para no prestar el servicio de transporte obligatorio a nuestros niños quienes se ven obligados a caminar grandes distancias desde sus pequeños predios rurales hasta el sitio donde se imparte la acción obligatoria de educar, enseñar, compartir y socializar por parte de los niños en condiciones dignas.

El mismo artículo 44 es muy claro en definir esos derechos: alimentación equilibrada, a la cultura y la educación, a la protección contra la violencia o riesgo de abuso sexual o violencia física o moral. Se busca, entonces, que el Estado brinde garantías para que el niño tenga un desarrollo armónico e integral. Los burócratas estatales y los maestros son responsables de la situación que viven estos niños obligados, muchos de ellos, a la deserción escolar por falta de transporte.

Uno de los integrantes directivos de Arrierías visitó la zona de Aures, Campo Azul y pudo constatar la experiencia que viven los campesinos en su vida cotidiana (leer la columna SÍ, HAY FUTURO) donde, in situ, narra toda la vivencia de un día compartido con habitantes de esa específica zona rural de Caicedonia. Además de un abuso, una forma de agresión contra humildes trabajadores del campo, sus familias, sus hijos.

———-

Es un verdadero caos la situación de movilidad en nuestro pueblo a causa de la indisciplina ciudadana, la falta de autoridad y la inacción de los integrantes del concejo municipal para tomar determinaciones vitales y mejorar la movilidad vehicular. Se precisa cambiar hacia zonas de movilidad, únicamente, para ciudadanos y turistas, entonces, el parque central, carreras 15 y 16 y la calle novena deben ser única y exclusivamente peatonales con excepción de la calle octava frente al palacio y la iglesia que si puede tener movilidad automotora.

Es preciso, también, organizar el caos de la confusión de doble recorrido por calles y carreras dado que, a excepción de las carreras 15 y 16, todo el municipio está supeditado a doble movilidad y muchos autos parquean en las dos direcciones originando, muchas veces, atascos en un municipio que es considerado en Colombia, como uno de los mejor trazados por sus calles y carreras amplias. Se nos creció la ciudad y las autoridades, hasta el momento, no se han dado cuenta.

———-

Felicitaciones a nuestros amigos de Sevilla, una ciudad pujante, organizada y embellecida por obras civiles que están mostrando, resaltando a sus artistas. Cuando el ciudadano se empodera cívicamente de su terruño, hace de la raigambre y convivencia formas de vivir en paz a través de la solidaridad, del respeto por las inversiones que se han hecho para mostrar la cultura artística de ese bello municipio. Muy bien Sevilla. Un ejemplo.

———-

Los campesinos, artesanos, sitios especializados de gastronomía deben tener un espacio especial para desarrollar todas sus actividades y mostrar al turista toda la capacidad artística y creativa que tenemos. Desde Arrierías seguiremos apoyando, irrestrictamente, todas las actividades culturales que nos pueden mejorar la imagen como Paisaje Cultural Cafetero pues hasta ahora no hemos merecido esa distinción que algunos aprovechan, ilusoriamente, para mostrar lo que no tenemos o proyecciones, ideas que no han concretado.

En el parque central debe estar un sitio de información turística y los artesanos, con el sector de oferta de productos campesinos y la gastronomía en el parque Santander, frente al hospital hacia la salida para el Quindío. Ese sitio hay que adecuarlo para que el beneficio real que trae el turismo les sirva a familias emprendedoras hasta ahora relegadas al olvido.

Total Page Visits: 29 - Today Page Visits: 1

Join the discussion One Comment

  • Ingrid Granada dice:

    «Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás» Art. 44 de nuestro ordenamiento jurídico.

    Que artículo tan bonito que en Colombia no se aplica para todos los niños, es increíble ver en este siglo tanto niño en la calle pidiendo sobre todo en las ciudades, es algo por lo que no he podido dejar de sentir tanta indignación.

    Me pregunto ¿cómo lo hacen en otros países y porque Colombia no ha podido? Otros países donde los niños gozan de buena comida, ropa, educación, juguetes, etc.

Leave a Reply